Entendido erróneamente como un juego libre de riesgo por parte de muchos jóvenes, esta peligrosa práctica se está extendiendo con gran velocidad gracias a su difusión en #Internet y las facilidades que proporcionan los terminales móviles.

El juego de la asfixia consiste en presionar el cuello de un participante hasta que este pierde el conocimiento y se desmaya. ¿Cuál es el atractivo de este juego? La respuesta es muy difícil de encontrar desde un punto de vista adulto y responsable, sin embargo, en la mente de los #Niños que participan se encuentra esa búsqueda de emociones fuertes tan perseguida en la juventud peligrosamente unida a la presión social que obliga a muchos a rebasar ciertos límites para ser aceptados dentro de un determinado grupo.

Anuncios
Anuncios

Está claro que quienes deciden jugar a este juego de la asfixia no tienen plena conciencia del verdadero riesgo que supone para la salud y su vida y se aventuran a exponerse a la muerte con una facilidad pasmosa sólo por experimentar o por repetir comportamientos de otros.

A pesar del nombre, el juego de la asfixia no se limita a reducir el paso de aire hacia los pulmones, lo cual ya resultaría bastante peligroso. La clave de la pérdida de consciencia se encuentra en la anulación del riego sanguíneo hacia el cerebro. En pocos minutos, esta situación puede provocar la muerte y así se ha demostrado ya en numerosos casos, pero los riesgos para la salud van más allá porque, aunque el "jugador” retome la consciencia al reactivarse la circulación de la sangre, la falta de oxígeno en el cerebro puede causar lesiones irrecuperables que incluyen la pérdida de neuronas, problemas neurológicos, o coma entre otras muchas complicaciones.

Anuncios

Ya son muchos los fallecidos a costa del juego de la asfixia, con una mayoría de varones que se cuentan entre los 7 y 21 años. En casi todas las ocasiones, los padres de los fallecidos desconocían por completo la existencia de este macabro juego. Por esta razón es muy importante informar sobre estas modas ya que, aunque resulta frecuente escuchar comentarios acerca del posible riesgo que corren los jóvenes cuando juegan en exceso a videojuegos, ante noticias como esta quizá se podría pensar que no estamos poniendo el foco donde realmente está el peligro. #Educación