Pablo Ráez pasó más de dos meses internado a causa de la leucemia, una enfermedad que reaparecida en si vida por segunda vez. Ha salido del hospital con una sonrisa y con una razón, una más entre las muchas que él mismo cuenta que tiene para vivir.

Hace aproximadamente un año y medio atrás a Pablo le diagnosticaron leucemia, tenía 18 años. La primera batalla contra la enfermedad la ganó gracias a un trasplante de médula que donó su padre. Pero después varias sesiones de quimioterapia y de un recuperación lenta y dolorosa, la enfermedad regresó.

Tenía pensando vivir un tiempo en Londres con su novia, pero la situación lo obligó a cambiar de plan.

Anuncios
Anuncios

Ingresó al Hospital Regional Universitario de Málaga dónde pasó los últimos 62 días. Este miércoles recibió el alta, ha perdido visión, muchos kilos, el cabello y aun no hay un donante compatible para él. Pero Pablo ha dejado el sanatorio con más fuerza de la que entró, con una sonrisa y una misión, conseguir que el número de donantes de médula ósea en España supere al millón.

Desde que comenzara a hacer pública su lucha contra la leucemia, en Málaga solamente la cifra de donantes creció en un 1000 %. Pero la cantidad aún sigue siendo baja.

El tiempo que Pablo pasó internado lo aprovechó para concienciar sobre la importancia de la donación y las posibilidades de una cura para esta enfermedad. Apoyado por su novia y su familia, este joven de Marbella ha iniciado un camino de ayuda que ni siquiera imaginó.

Anuncios

De Pablo emocionan muchos aspectos, su alegría y su debilidad y la falta de pruritos para confesar lo difícil y doloroso que le ha resultado este camino. “Es imposible haceros sentir con unas palabras el sufrimiento tan grande que he tenido. Ha habido momentos en los que pensaba que me quedaba ahí”, relata desde su cuenta de Instagram.

Leucemia en España

Según datos ofrecidos por la Fundación Josep Carreras contra la leucemia, en el país se diagnostican unos 5 mil casos al año. La importancia de la donación es fundamental, teniendo en cuenta que 3 de cada 4 pacientes no tienen un donante compatible en la familia.

La de médula ósea es la única donación que se puede hacer en vida y se regenera en un 100 %. Se puede donar varias veces a lo largo de la vida y se realiza de manera altruista.

Quiénes pueden donar médula ósea

Pueden donar médula ósea aquellas personas que estén sanas y tengan entre 18 y 55 años, aunque los menores de 35 años son los más necesarios. La médula ósea se encuentra en el interior de los huesos, contiene las células madres es por ello que puede producir sangre.

El proceso de donación es relativamente sencillo.

Anuncios

El único riegos al que puede someterse en donante es al de los efectos de la anestesia general. Lamentablemente, la compatibilidad entre donante y enfermo es muy difícil, por eso la importancia de que existan tantos donantes de médula.

En el país, Andalucía es la región con más personas inscriptas para donar. Desde que se habilitara este proceso en 1992, ya hay más de 400 mil personas registradas. #Enfermedades