Hace apenas unos días, la policía de Liverpool, Ohio, hacía pública la imagen de un niño de 4 años en el asiento trasero del coche de sus padres con sobredosis. La fotografía ha dado la vuelta al mundo y, en cada medio en el que se hace visible, arremete la polémica.

Francisco Martínez Fernández es licenciado en Psicología, Máster en Psicopatología Clínica por la Universidad Ramón Llull. Colaboró en la unidad de drogodependencias de la casa Bloc y es autor de psicorelacional.com

¿Cree que es una medida efectiva?

Creo que es importante contextualizar el caso. La polémica foto esta tomada en Ohio, un estado donde el consumo de heroína se ha duplicado en los últimos años.

Anuncios
Anuncios

EEUU vive en la actualidad un importante repunte en el consumo de esta droga y de sobredosis por consumo de la misma.

El perfil del consumidor ha cambiado. Si en décadas anteriores la heroína era consumida por población negra de estatus socioeconómico bajo, en los últimos años el perfil del consumidor medio ha cambiado. Ahora los consumidores habituales son blancos no siendo relevante su estatus socioeconómico. El recuerdo entre la población negra de los nefastos efectos de esta droga ejerce un gran poder preventivo entre la misma.

La policía de East Liverpool se justifica argumentando que el consumo de heroína se esta convirtiendo en epidemia. Pero, cabe preguntarse entonces ¿son realmente efectivas las medidas tomadas?

La dura realidad de las imágenes puede provocar un efecto de ignorancia o rechazo del riesgo (fruto de la disonancia) en los consumidores de heroína.

Anuncios

Cuando los hechos son demasiado escandalosos se tiende a minimizar el riesgo. Es una clásica argumentación entre las personas consumidoras. - “Si. Me parece horrible lo que veo. Pero es imposible que yo llegue a consumir de esa manera”.

¿Cómo puede repercutir psíquicamente en un niño ver a sus padres en ese estado?

Aquí estamos hablando de un niño de cuatro años. Podemos afirmar que desde los tres años de edad podemos albergar recuerdos. ¿Y por que es así? Hasta esa edad el cerebro no dispone de un nivel mínimo de desarrollo para que los recuerdos puedan ser almacenados. Entonces, si no hay capacidad para que podamos empezar a recordar bien las cosas, evidentemente, será imposible que acontezca. En el caso de este niño, en mi opinión, el mayor daño psíquico que puede haberse causado no creo que venga dado por el recuerdo de esta dolorosa imagen, tanto como en el déficit causado por el crecimiento en un entorno familiar no seguro.

¿Agrava la situación el hecho que se haga pública la imagen?

Como comenté con anterioridad creo que al menor como a su familia sufren un perjuicio en el momento en el que son reveladas su identidades.

Anuncios

No hay razones para hacer público los nombres de las personas involucradas, siendo aún mas grave presentar la imagen del menor.

El estigma puede acompañar a toda la familia en un futuro. Son evidentes las razones por las que no debieron ser publicadas las imágenes sin pixelar y proteger la identidad de sus protagonistas. Si la situación familiar era complicada ya de inicio, de este preciso instante se hace ardua una correcta reinserción de la misma. Simplemente estamos echando mas leña al fuego. #Estados Unidos #Drogas