Aproximadamente medio centenar de payeses procedentes en su mayoría del Bajo Segre y, en menor medida, del Bajo Cinca, han protagonizado esta mañana una protesta por la situación del sector de la fruta dulce (la que engloba principalmente al melocotón, la nectarina, el paraguayo y la platerina, la manzana y la pera).

Los agricultores forman parte de la Plataforma para la Defensa de la Fruta Dulce, que protesta por el bajo ingreso que reciben de la fruta a pesar del alto precio que paga muchas veces el consumidor. La Plataforma, también contraria al TTIP, denuncia que hay poca regulación del sector y que los intermediarios se quedan con la mayor parte de los ingresos.

Anuncios
Anuncios

A pesar de que este año ha habido menos producción, lo payeses no consideran que sea un problema de oferta y demanda, por lo que no se fían de que este año vaya a mejor y, después de dos años de precios por debajo del coste de producción, están a las últimas.

La #Manifestación ha empezado a las 10:00 de esta mañana, frente el Departament d’Agricultura, Ramaderia i Pesca (DARP) en Lleida. El objetivo de la concentración era presionar en una reunión sectorial que también empezaba hoy a las 10:00 en el DARP, y donde representantes de la Plataforma también son presentes gracias a la insistencia de sus compañeros, los cuales critican, a su vez, las dificultades que están teniendo para conseguir una reunión con todos los actores de la cadena productiva y de comercialización, con la Administración como mediadora.

Anuncios

Ésta, se quejan los agricultores, está lidiando con ellos haciendo tiempo y postergando la susodicha reunión que reivindican.

Como señal de protesta, los fruticultores han llegado a Lleida a tractor, con sus correspondientes atomizadoras llenas de agua para rociar las calles y hacer ruido. También han llevado consigo árboles que han “plantado” en la puerta del DARP. Los ciudadanos que han pasado por la zona parecen satisfechos: los payeses regalaban fruta recién recolectada, pues aseguran que lo que los supermercados venden a los consumidores es de mala calidad, y que si se tienen que arruinar que no sea en beneficio de los intermediarios.

A estas horas la manifestación ya ha terminado, sin incidentes serios. La Administración se ha comprometido a hacer la reunión conjuntamente con el resto de los actores, pero los miembros de la Plataforma no se cortan y piden la dimisión de la Consellera Meritxell Serret por su actitud evasiva; no están satisfechos con su gestión. Por el momento, después de una mañana de jaleo, marchan para casa a continuar con sus labores cuotidianas; la fruta no hace tregua.