Si encuentran a un joven dando vueltas a una farola con su móvil no es porque esté loco o borracho, probablemente esté atrapando pokemon. Vuelve la moda de las criaturas con poderes que marcó toda una generación, pero esta vez se nos está yendo un poco de las manos. Para quién no haya oído hablar todavía del juego, se trata de una fusión entre la realidad y la ficción en la que, por medio de una aplicación que utiliza tecnología GPS, los usuarios deben buscar pokemon en lugares reales.

En un principio no parece que pueda causar ningún tipo de problema, pero lo cierto es que ya ha suscitado bastante polémica debido a que muchos de estas localizaciones donde uno puede atrapar pokemon no son indicadas para comportarse de un modo extravagante con el teléfono móvil.

Anuncios
Anuncios

Desde hospitales a museos pasando por cementerios o clubs de alterne han recibido a jugadores y han calificado su comportamiento como alocado e irrespetuoso.

Uno de los museos afectados es el Museo del Holocausto de Washington D.C, donde acudieron varios jugadores en busca de una criatura. Andrew Hollinger, director del museo, ha declarado que el juego no es “apropiado” para jugarse en un lugar donde se honra con un monumento a las víctimas del nazismo. De hecho, quienes trabajan allí han contactado con los desarrolladores de Pokemon Go para que eliminen al museo como lugar de captura.

Otro caso parecido es el del museo del antiguo campo de exterminio de Auchwitz Birkenau en Polonia.

Anuncios

Los dueños y funcionarios también consideran que las víctimas del nazismo merecen un respeto. El portavoz del museo, Bartosz Bartyzel defendió que “El antiguo campo nazi no sólo es un museo” sino que además es un sitio en el que “la gente viene también a meditar, reflexionar y orar” y que por tanto no debe haber cabida a la “juegos o diversión”. Concluye afirmando que es una actividad “totalmente inapropiada en un lugar donde cientos de miles de personas sufrieron y perdieron la vida”.

Si un museo no es la opción idónea para capturar pokemon, ni que decir de un cementerio. El cementerio nacional militar de Arlington en Virginia tampoco ha recibido con los brazos abiertos a los seguidores del fenómeno, así lo ha comunicado su portavoz Stephen Smith, quien también lo considera un comportamiento “inapropiado”.

La policía de Nueva York ha llegado incluso a dar avisos de alerta en sitios peligrosos donde un despiste puede costar la vida, como las estaciones de metro.

Anuncios

Los delincuentes no han dudado en sacar provecho de la nueva moda y ya ha habido varios robos a mano armada a jugadores despistados o engañados y conducidos a un lugar remoto por el juego. #Videojuegos #Android #Smarthphone