¿Alguna vez te has preguntado por qué existe personas afortunadas y personas desgraciadas? ¿Personas pobres y personas ricas? ¿Personas que tienen siempre la suerte de su parte y sin embargo otras que arrastran negatividad? La respuesta es muy sencilla:

No existen personas pobres sino mentes pobres.

Existen personas que nunca van a salir de la #Crisis simplemente porque no han comprendido cómo funciona la abundancia. Personas que odian el dinero y que trabajan sólo por este. Además, si saliese ahora mismo a la calle a preguntár a desconocidos qué necesitan para mejorar su vida la mayoría responderían lo siguiente: dinero.

Anuncios
Anuncios

Incluso algunas te dirían que quieren ser ricos..

¿Por qué tenemos esta necesidad? Piénsalo. Después de años estudiando a la humanidad, observándo y tratando de comprendernos he llegado a la siguiente conclusión: Para decidir dónde queremos estar, con quién y cómo. Para vivir sin horario ni calendario.

Para ser libres.

Es por ello que la libertad financiera se ha convertido ya en el objetivo principal de la humanidad. Libertad financiera entendida como la capacidad de vivir sin contar monedas, sin vender tus horas por dinero y generando ganancias incluso mientras duermes. Pero...

¿Cuál es el secreto del dinero?

  1. Encontrar tu propósito en la vida: Recuerdo la primera vez que conocí a una persona sin problemas económicos y le pregunté cuál era su secreto. Su respuesta me sorprendió: “Siempre hago lo que me gusta”. Y es que el primer error que nos aleja del dinero es trabajar sólo por dinero. Si tú disfrutas el dinero va a llegar sólo. Así que busca problemas y solucionarlos. Pues no olvides que tu propósito debe ir más allá que sobre ti mismo, debe tener un fin social donde hagas lo que te encanta ayudando a los demás.

  2. Convertirte en un experto: No te concentres en construir un muro perfecto sino en hacer aquello que sabes hacer de la forma más perfecta posible. Entonces construirás el muro. Pero para ello deberás especialízarte en un nicho y no solo eso sino diferénciarte. Así que plantéate la siguiente cuestión: ¿Qué es lo que te hace especial?

  3. Sanar tu relación con el dinero: Una vez encuentres tu propósito en la vida deberás sanar tu relación con el dinero. Monetizar tu idea. Este término lo aprendí del autor Raimón Samsó, autor del libro “El código del dinero” quien afirma que las personas necesitan sanar su relación con el dinero pues ¿Cuántas veces te has sentido mal por vender algo? O mejor aún ¿Cuántas veces te has malvendido? El problema está en el miedo al rechazo, en la baja autoestima. Y ello porque tienes que sanar tu relación con el dinero, hacer marketing. Si no resuelves tu relación con el dinero no podrás vender. Para ganar hay que hacer marketing, amar la venta y aprender a vender.

Pero antes de aplicar estas tres premisas deberás cambiar actitudes, toma nota de lo siguiente:

Hábitos a cambiar para atraer dinero: 

→ No vender horas: Sí vender servicios.

Anuncios

→ No trabajar para el sueño de otro: Sí buscar propósito

→ No quejarte cada día: Sí hacer sólo lo que te gusta

→ No sentirte mal por el dinero: Sí sanar tu relación con el dinero.

→ No atraer miseria: Sí atraer abundancia.

→ No sentirte desgraciado: Sí aplicar gratitud.

En definitiva:

No esperes a que nadie te solucione la vida. Ni tu familia, ni el gobierno ni la lotería. No gastes tu energía en eso. Destínala a pensar qué talento vas a desarrollar: #Trabajo #Ahorro

Busca tu propósito.