Si hace unos días, el futbolista Karim Benzema indignó a toda Francia con sus declaraciones al diario español Marca contra el seleccionador francés Didier Deschamps, acusándole de haberse doblegado a los racistas que no quieren jugadores como él defendiendo a Francia en la Eurocopa, algo que el país entero niega y le acusa de no reconocer que sus asuntos de drogas, prostitución y chantajes sexuales han manchado su nombre, ahora es el actor Jean Reno, nombre auténtico Juan Moreno y de origen español, quien ha alterado al país vecino con otra entrevista a un diario español.

Pero mientras Benzema se reafirmaba en lo que decía, aunque despertara odios e incluso le vieran como un divo envidioso de no ser invitado, Jean Reno ha tenido que desmentir varias frases de su entrevista al diario El Mundo, con motivo de su aparición en un cortometraje que al mismo tiempo es un anuncio de la cerveza Estrella Damm, Las pequeñas cosas, rodado en Mallorca, dirigido por Alberto Rodríguez (“La isla mínima”) y coprotagonizado por él y la actriz catalana Laia Costa (“Polseres vermelles”).

En la entrevista, se lee que “Uno mira la gente que llega a Europa y se da cuenta de que los que se integran son los no musulmanes. Quienes anteponen las leyes a la Religión, pueden conseguirlo. Pero con quienes deciden quedarse en una cultura cuya base es la Religión, va a haber problemas. En la escuela y en otras instituciones de la República [francesa]”.

Es decir, que cuestiona que sus compatriotas musulmanes en general, incluyendo los moderados, puedan integrarse del todo en la cultura laica francesa, algo que comparte como simpatizante de Les Républicains, el partido de su gran amigo Nicolas Sarkozy, pero no era eso lo que dijo en la entrevista, y ante el jaleo advertido en los medios franceses, sale al paso.

Anuncios
Anuncios

Reno, que reside actualmente en Nueva York, expresó en la entrevista su origen andaluz (nació en Casablanca en 1948 como Juan Moreno) y cómo según él no se siente apreciado del todo en Francia, pese a ser una estrella del cine francés, protagonizando muchas películas que arrasan en las taquillas galas (“Los visitantes” le lanzó a la fama), aunque ahora lo alterna con Hollywood. Es más, en otro párrafo decía “Me siento menos inmigrante en Nueva York que en Francia”, o que “no tengo la forma de ser que gusta en Francia, no me llamo Gérard Depardieu”.

En un comunicado de prensa, desmiente todo lo dicho sobre los musulmanes. “Jean Reno sólo explicó que ‘La integración podría ser más difícil, si la Religión es puesta por encima de las Leyes de la República [francesa]’. No explicó en ningún momento la incompatibilidad de la Religión y de las Leyes de la República, y lamenta la deformación de sus palabras por parte del periódico”.

En las webs de los diarios franceses, los lectores se dividen.

Anuncios

Uno dice: “Escupe sobre lo que le da de comer, sin Francia no sería nadie”, recordando que su fama es gracias a los franceses que van a ver sus películas, y que en Hollywood apenas es nadie. Otro dice que sólo llama la atención “ante el desastre que estamos viendo, intelectual y socialmente” en Francia.  #Cine #Racismo