En lo que se refiere a las leyes de tránsito en Venezuela, parece que fueron hechas para incumplirlas y los fiscales de tránsito contratados para leer sus celulares en horas de trabajo. Siendo estas irregularidades dos de las razones por las cuales los motorizados en Caracas hacen de las calle un caos con sus dos ruedas.

Para los motorizados en Caracas tiene muy poco significado un semáforo, ellos hacen caso omiso de todos a cualquier hora, lugar y momento; debido a ésto es muy difícil para los peatones cruzar una calle porque estos ases del volante no frenan en ningún momento ni piensan que se vayan a llevar a alguien por delante.

Anuncios
Anuncios

Es así como personas atemorizadas, sabiendo lo que les espera si hay un motorizado cerca, usan su derecho a cruzar la calle poniendo todos sus sentidos en alerta máxima para no ser arrastrados por los irresponsables que van a toda velocidad y sin cautela en cada semáforo.

No contentos ni satisfechos con este mal proceder, también se han dado a la tarea de utilizar todas las avenidas, puentes y demás vías públicas como si fuesen en ambos sentidos. En su afán de quitarle minutos al tiempo, usan las calles de derecha a izquierda y de arriba abajo sin precaución alguna y además hasta le mentan la madre a los pilotos que van por la vía correcta, si se les atraviesan.

 

Si la calle es estrecha y el tráfico pesado, los motorizados no pierden su tiempo y usurpan también el espacio sagrado que tienen los peatones para ejercer su derecho a transitar libremente y de manera segura.

Anuncios

Las aceras son el postre perfecto de los motorizados irresponsables y las utilizan cuando ya no hay más que hacer a la hora de evitar quedar varados en una cola.

Pero  no es sólo para ellos y los peatones ese constante peligro al cual se exponen todos cuando un motorizado aparece, también los niños, amigos y familiares de ellos mismos pueden ser las víctimas de sus irresponsabilidades cuando sobre sus dos ruedan, llevan a 2 o 3 niños (los que quepan) o en otros casos trasladan objetos grandes como: bombonas de gas, vidrios para una ventana y hasta piñatas.

Los motorizados no tienen límites para sus atropellos, según cifras dadas por la página web NOTICIAS 24, de Enero a Mayo hubo más de 551 accidentes de tránsito en los cuales estuvo involucrado un motorizado, pero los fiscales en las calles sólo paran y piden documentos, a aquellos que aparentan ser trabajadores serios y responsables porque a los que tienen cara de malandros, les tienen pavor.

Es así como a diario se ven en las calles cuerpos desangrados, personas arrolladas y choques terribles en autopistas donde estos irresponsables no deberían transitar. Pero es que en #Venezuela no se exige el cumplimiento de las leyes de tránsito y por eso es permitido el caos que desatan la mayoría de los pilotos que van en dos ruedas. #Ciudadanos