En la mayoría de las ocasiones escogemos ciertos factores a través de los cuales "medimos" el grado de felicidad de una pareja. Éstos son, generalmente, el número de veces que se discute, el tiempo que se comparte junto al otro y la cantidad de veces que se hace el amor a la semana. El resultado suele ser que si no se discute, se pasa gran parte del tiempo libre con la pareja y se hace el amor en múltiples ocasiones, se es feliz en la relación sentimental. 

Pues al fin sabemos con certeza el número concreto de veces que es necesario practicar sexo con nuestra pareja para alcanzar el equilibrio y la felicidad. Y seguro que no adivinas la cifra mágica.

Anuncios
Anuncios

Según un estudio publicado por la revista `Social Psychological and Personality Science´, el número idóneo para hacer el amor a la semana con tu pareja es... ¡una sola vez! Eso es, una vez a la semana es suficiente para alcanzar una vida saludable, plena, feliz y mantener cubiertos los niveles de satisfacción tanto físicos, como psicológicos. 

Esta investigación ha sido llevada a cabo por los expertos en sexología de la Universidad Mississauga de Toronto, en Estados Unidos, durante 23 años y con una muestra de 25.000 personas. Desmonta la idea popular de que cuantas más veces, más felices son los cónyuges.

El estudio muestra la importancia de la intimidad en una relación amorosa, lo cual no implica que deba ser a diario, ni que se deba ejercer presión sobre el otro por el mero hecho de "cumplir" con una cifra estipulada.

Anuncios

Lo realmente destacable es que las necesidades estén cubiertas y que a los dos les apetezca. 

En una investigación pasada en la Universidad Cernegie Mellon del pasado año, se estudió a dos grupos de parejas; a uno se les pidió que practicasen el doble de sexo del que ya practicaban, mientras que al otro colectivo les pidieron que continuasen con su rutina habitual. El resultado fue que las personas que doblaron su marca cotidiana, no mejoraron su bienestar de pareja.

Si algo se esclarece en ambas investigaciones es el hecho de que lo importante es hacer de la práctica sexual un momento placentero y que ninguno de los dos lo tome como un acto impuesto o una pesada obligación con la que cumplir. #Enfermedades #Sexualidad #Mujer