Son muchas las familias gitanas que no se sienten identificadas con los estereotipos que la sociedad ha asumido de ellas y que los medios de comunicación han ayudado a promover. Sus hijos son víctimas de ellos y se ven a menudo obligados a dejar los estudios obligatorios por motivos económicos, de exclusión y discriminación o por falta de referentes.

Causas y consecuencias del absentismo escolar en la comunidad gitana

Los motivos del absentismo escolar en la comunidad gitana son diversos y responden a varios factores, casi todos relacionados con su cultura y con la falta de integración social. La causa más compartida por educadores y miembros de la comunidad gitana es la falta de referentes en el ámbito académico dentro de las familias.

Anuncios
Anuncios

Así lo considera Bárbara Rodríguez, psicopedagoga: «Sinceramente creo que el problema del absentismo escolar en la comunidad gitana es el resultado de la confluencia de varios factores. Uno de ellos es la falta de referentes en el seno familiar que les apoye y ayude en las tareas académicas». 

También existen otros factores que contribuyen al fracaso escolar de los niños gitanos. La situación socioeconómica de las familias es un factor de gran influencia en el éxito académico de los niños. Los alumnos gitanos que pertenecen a familias con una mayor capacidad económica y que no son víctimas de la privación de material superan en un 12% a los alumnos que sí la sufren en cuanto a la consecución de los estudios.

En este aspecto, es especialmente grave el modo en el que la #Crisis económica ha afectado a la comunidad gitana.

Anuncios

El 40% de la población gitana se encuentra en situación de desempleo, tasa que se ha duplicado desde 2009. Esto ha provocado que el 26% de las familias gitanas se encuentren en una situación de exclusión moderada y el 54% en situación de exclusión severa.

Soluciones para un futuro esperanzador

El hecho de que la comunidad gitana se haya visto tan afectada por la crisis económica complica la situación, ya que cuanto peor es la situación socioeconómica de los progenitores, menor es el nivel de estudios de los hijos, por lo que los hijos de estos carecerían de referentes académicos en el ámbito familiar y se haría difícil su integración en el sistema educativo. Como se puede comprobar, es un problema sistemático, aunque la tendencia es cada vez más positiva.

Por lo general, hoy en día se puede observar un mayor nivel de estudios en los niños gitanos que en sus padres. Cuanto mayor es el nivel de estudios de los progenitores, mayor es el de sus hijos. De esta forma, la tendencia en cuanto a la formación de la población gitana podría ser muy positiva al observar que los niños gitanos están cada vez más interesados en obtener estudios.

Anuncios

Además, La reincorporación al sistema educativo por parte de los jóvenes gitanos también existe y se sitúa en un porcentaje cercano al 25%.

Para combatir el absentismo escolar en la comunidad gitana, la psicopedagoga Bárbara Rodríguez llevó a cabo, mientras era alumna de la UJI y junto con otras alumnas, un proyecto de iniciativa educativa para fomentar los estudios entre los jóvenes gitanos y despertar su interés por los estudios.

Iniciativas como esta deben ser seguidas y apoyadas por los centros educativos para lograr combatir un problema que es invisible para mucha gente, pero que afecta a una enorme cantidad de niños en toda España. #Educación #Escuelas