Los medios de comunicación y las cadenas de televisión, en sus apartados de Información Meteorológica o noticias curiosas, han informado de que Texas, al Norte de su territorio, ha sufrido una tormenta de granizo muy intensa, cuyas bolas han alcanzado el tamaño de pelotas de béisbol. Ello se podía apreciar en fotos comparativas dejadas por la gente en las redes sociales.

Teniendo en cuenta el tamaño y el peso de cada granizo, los destrozos provocados por él han sido enormes, en casas, cristales, tejados, coches, etc. La Prensa informa de enormes daños en Fort Worth, Wichita Falls y Wylie. Vídeos tomados por residentes mostraban piscinas con los granizos cayendo y levantando agua como si pequeños elefantes se zambulleran en ellas.

Anuncios
Anuncios

Texas ha sufrido muchas tormentas de granizo similares, con el mismo tamaño bestial de las gotas de agua originarias. El granizo se origina cuando al llover, las gotas de agua son arrastradas por los vientos a otras zonas de la atmósfera con el aire muy frío. Se congelan y a medida que atraviesan zonas de aire aún más helado, se hacen mayores.

La zona padece tornados con mucha frecuencia, y eso está en el origen de estos fenómenos tan extremos. El mes pasado ya hubo el anterior granizo. En YouTube hay muchos vídeos que conmemoran estos desastres, como el de junio de 2012 en Dallas o en abril de 2015 en otra zona del mismo Estado.

En nuestro Continente europeo, hay muchas noticias de granizos que causan muchos daños, sobre todo a cosechas de fruta y cereales, pero la Prensa informó en septiembre de 2015 de los daños que un granizo como el que comentamos aquí cayó en Nápoles (Italia), y los asustados lugareños compartiendo fotos del insólito hallazgo en las redes sociales.

Anuncios

Afectó a la ciudad y a sus alrededores, en las zonas de Varcaturo, Giugliano, Monteruscello y Cuma, Pozzuoli.

Los Estados Unidos son afectados cada año por cientos de fenómenos meteorológicos extremos. Los más frecuentes son los tornados, padecidos sobre todo en los Estados del centro, y el cine inmortalizó un tornado en la ficción, el que transportaba a Dorothy Grey (Judy Garland) con casa y todo al país del Mago de Oz. Pero claro, los tornados auténticos no son tan suaves como el de la película; son capaces de arrasar con todo lo que se encuentren, reducir casas a astillas y llevarse a gente volando.

Aparte son los huracanes, pero estos se padecen sólo en zonas cercanas al mar, sobre todo al Mar Caribe. Los tornados son el equivalente tierra adentro de un huracán. #Estados Unidos #Tiempo