La empresa turística Deejay Events ha decidido retirar finalmente el paquete turístico que había organizado en Salou entre el 5 y el 8 de mayo, que se dirigía a jóvenes franceses y ofrecía 4 días de desenfreno, alcohol y sexo, según ha comunicado el Gobierno. Los motivos no han trascendido, pero el evento, llamado Karibean Spring Break, se había vendido como "un espacio para poner a prueba el atractivo sexual de los que dudan de sí mismos y su capacidad de ligar". "El sexo y el alcohol siempre prevalecen en una atmósfera de pura locura", argumentaba la web, que añadía que el festival era una "gran oportunidad para echar un polvo con la embriaguez como excusa", aunque recomendaban evitar " el coma etílico ".

Anuncios
Anuncios

"Tu primera orgía en España", reivindicaba.

Desde el primer momento en que afloró esta iniciativa, que atraería a 2.000 estudiantes hasta el municipio, tanto el Ayuntamiento de Salou como la Generalitat se opusieron frontalmente. El gobierno catalán había avisado que revisaría escrupulosamente todos los protocolos de la empresa organizadora con el objetivo de poner las máximas dificultades a un tipo de turismo que choca con los modelos turísticos que la Agencia Catalana de Turismo defiende para el país.

Precisamente la directora de la Agencia Catalana de Turismo, Marian Muro, ha celebrado este viernes que el operador haya retirado el paquete turístico e insiste en que la Generalitat continuará actuando contra cualquier empresa que promueva el turismo de borrachera. Muro ha reiterado que estas iniciativas dañan la imagen turística de #Cataluña y no se ajustan "al modelo turístico de calidad y excelencia que queremos promover", por lo que asegura que continuarán las medidas disuasorias.

Anuncios

Cambio de estrategia

Hace unos meses el Ayuntamiento de Salou se posicionó firmemente en contra del Saloufest, el evento que cada primavera durante los últimos 16 años ha llevado a miles de estudiantes británicos a la Costa Dorada a disfrutar de unos días de desenfreno. Después de años de defenderlo por el impacto económico que suponía para algunos establecimientos, finalmente el consistorio le retiró el apoyo porque hacía daño a su modelo turístico, basado en el turismo familiar. El evento se celebró, pero la negativa del consistorio a ceder las instalaciones municipales a la organización deslució esta edición, que perdió unos 2.000 participantes respecto a los más de 9.000 que había tenido en los últimos años. #Sexualidad