Médicos del departamento de #Enfermedades infecciosas y sida del Hospital Clínic de Barcelona han dado la voz de alarma en una información publicada por la Cadena Ser. Los especialistas, entre los que se encuentra el reputado doctor Josep Mallolas, consultor sénior del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Clínic han advertido de este tipo de prácticas sexuales, que se están dando en Barcelona y que son conocidas por los asistentes como Ruletas Rusas Sexuales. Éstas consisten en participar en orgías y fiestas en los que hay uno o varios infectados de #VIH (causante del SIDA) con la intención de añadir un riesgo y una experiencia más a la práctica sexual.

Anuncios
Anuncios

Según el doctor, el hecho de que, en los países occidentales la enfermedad se haya podido controlar y haya pasado prácticamente de enfermedad mortal a una dolencia de tipo crónico, ha conseguido que se abandone el miedo al Sida y se vea más como una incomodidad que se ha de soportar sí o sí.

Según la información que ha facilitado la Cadena Ser, el asistente infectado con VIH permanece en el anonimato y se incorpora, como uno más, a la rutina de prácticas sexuales que se realizan, o bien en un local reservado para tal fin, o bien en ambientes privados. Este tipo de fiestas tiene características determinadas dependiendo del tipo de público al que se dirigen, pero están destinadas en su mayoría a un público masculino y homosexual. Hay desde fiestas en las que sólo se puede asistir si se es portador del virus y otras en las que se da cita público mixto de infectados y no infectados con el VIH.

Anuncios

Entre lo comentado por Mallolas destaca lo que le relató al propio doctor un joven asistente a este tipo de fiestas. El joven le dijo que para él lo más importante era vivir intensamente su #Sexualidad y que no quería resignarse a tener sexo con preservativo durante toda su vida, así que la alternativa que le quedaba era infectarse lo antes posible para poder empezar rápidamente con el tratamiento de retrovirales hasta dejar en su cuerpo una carga viral indetectable: "antes dejaré de sufrir por si me infecto" 

El doctor y el resto de especialistas del hospital, han querido alertar así de los peligros de una enfermedad que pese a estar controlada sigue siendo un auténtico riesgo para la salud. Hay que tener presente que, aunque en occidente y en los países del primer mundo la enfermedad se haya cronificado, en los países más pobres sigue siendo una enfermedad mortal y que sigue extendiéndose, siendo un peligro mundial debido a los flujos migratorios actuales. 

Además, el coste anual para la Sanidad Pública de la terapia antirretroviral que debe seguir un enfermo, asciende a unos 7.000 euros anuales más los fármacos de las enfermedades asociadas al virus. El doctor también alerta de que el único colectivo donde el virus sigue aumentando es el homosexual.