Un año más, la celebración universitaria de San Cemento ha triunfado por encima de las clases. Los estudiantes de la Universidad Complutense y, en general, los jóvenes madrileños, acudieron a una de las citas más concurridas del calendario universitario.

Como cada último jueves de abril, la fiesta de San Cemento ha seguido adelante, con lluvia o sin ella. Por suerte para los estudiantes, el tiempo ha acompañado en esta 'festividad' colegial, que ha reunido a decenas de miles de jóvenes en los alrededores de la Facultad de Ciencias de la Información y del Paraninfo de la Universidad Complutense de Madrid.

"Para mí es la fiesta de la Universidad, la mayor del año" afirma Iván, estudiante de la Complutense.

Anuncios
Anuncios

No es un día normal, desde luego. Desde las 12 del mediodía se van dando cita en los jardines de Ciudad Universitaria los jóvenes en su primera fiesta de la primavera universitaria. De los autobuses, del Metro y de todas partes siguen llegando más fieles a la mayor cita estudiante del año a lo largo de la tarde.

La fuerte presencia policial es un habitual que no amedrenta en absoluto a los estudiantes. Tampoco las medidas excepcionales que toman tanto la Complutense como las facultades más afectadas, caso de la de Ciencias de la Información, que sólo permite el paso a su interior presentando el carnet de la universidad. Una medida que no ha sentado del todo bien: "sólo puede provocar que gente que quiera dar clase y no se hubiera enterado de esto no pueda pasar", afirma un alumno de la facultad.

Anuncios

Otra de las medidas excepcionales es la publicidad de los puestos de reciclaje distribuidos a lo largo de todo el espacio de la celebración: "Además del coste de la limpieza (que supone muchos miles de euros) el daño a los jardines es inmenso y los cristales y otros residuos que quedan durante mucho tiempo sobre el terreno suponen un peligro para todos los que lo utilizamos a diario", informa la Complutense en un comunicado que ha enviado a todos sus estudiantes.

Según se va poniendo el sol, la música de los coches se impone al ruido de las voces y, poco a poco, se va desalojando la zona. Hoy, viernes 29, está prevista una concentración similar en la misma zona. #Crónica Madrid #Sociedad Madrid