Actualmente, muchas personas que han estudiado una carrera de cinco años y se han especializado en un campo profesional determinado, o aquellas cuya formación técnica posea un carácter específico, se han visto obligadas a ampliar el horizonte laboral debido a la urgencia y/o necesidad de trabajar. Esto se traduce en que personas cualificadas han devaluado y reducido su exigencia a la hora de buscar empleo, pues en su sector correspondiente, obtienen la negativa como respuesta. 

Como todo, esta tendencia tiene sus ventajas y desventajas: 

Ventajas 

  • Buscar #Trabajo "de lo que sea" puede ayudar a obtener una mayor perspectiva y descubrir nuevos caminos laborales que, igual inicialmente, no se habían considerado
  • Es una oportunidad para abrir la mente hacia otros sectores y especializaciones, lo que puede permitir que descubras nuevos intereses profesionales
  • Navegar por todo tipo de ofertas permite conocer el estado del mercado laboral: qué requieren las empresas, qué actividades son las que presentan mayor oferta, los cargos más demandados por las compañías, etc. Y la información es poder, recuerda; si la utilizas de modo inteligente, te vendrá de perlas para tus futuras expectativas

Desventajas 

  • Buscar trabajo de cualquier cosa, puede causar que no establezcas un criterio determinado y que tus candidaturas se conviertan en una quiniela cuyo factor decisivo sea la suerte 
  • Si te apuntas en todas las ofertas que ves, el resultado más probable es el de que no te llamen jamás, pues no cumples con los requisitos demandados. ¿Y qué ocurre entonces? Pues que tu ánimo va menguando y termina por decaer... La ilusión y las ganas por trabajar son básicas e indispensables, pero debes seleccionar aquello en lo que verdaderamente tengas cabida o, por el contario, terminarás por deprimirte
  • Solemos ir a las entrevistas con la idea de que poco podemos hacer nosotros al ofrecernos a una empresa. Pensamos que el que tiene el poder de decisión es el entrevistador y, en parte, es razonable, pero es necesario conocer que quien mejor puede recomendarnos somos nosotros mismos. Por lo que es recomendable definir bien la estrategia, tanto de búsqueda, como en la entrevista personal. Se dice que los seres humanos somos "vagos por naturaleza", pues empéñate en ofrecerle al seleccionador todo bien "masticadito", para que sólo tenga que preocuparse por notificar que tú eres el candidato elegido. 

En definitiva, piensa en el lado bueno de las cosas.

Anuncios
Anuncios

La positividad, el esfuerzo y, sobre todo, las ganas por trabajar, tienen siempre su recompensa.  #Crisis #Emprendedores