Ayer, al lado de una de las estaciones de metro de la capital rusa varios testigos observaron a una mujer de apariencia oriental, vestida de negro, que dando vueltas por las calles gritaba “¡Allahu Akbar!”, “¡Soy asesina!” y amenazaba con la autoexplosión. En un momento sacó algo de la bolsa de plástico que llevaba y los que estaban cerca pudieron ver que era la cabeza de una niña, decapitada y todavía sangrando.

Durante toda una larga hora la mujer con la cabeza en la mano permanecía en la calle, observada por varios testigos que mostraron una tranquilidad sorprendente grabando vídeos, hasta que por fin ha sido capturada por la policía.

Anuncios
Anuncios

No tenía explosivos. Sólo la cabecita de una niña de 4 años que cayó al suelo con los ojos abiertos observando su propia tragedia ya desde el otro mundo.

Esa misma mañana en un bloque de viviendas cerca del lugar del suceso ocurrió un incendio y  un cuerpo infantil decapitado ha sido hallado en el piso tras apagar las llamas. Evidentemente, los dos sucesos han sido conectados lo que se confirmó tras la interrogación de la detenida.

Resultó ser la ciudadana de Uzbekistán que durante un año y medio era la niñera de la niña decapitada. Permanecía en Moscú ilegalmente y sin permiso de trabajo ni cualquier licencia. En el momento de detención parecía estar bajo efecto de algunas sustancias y ha sido enviada a la inspección psiquiátrica.

Un hecho horrible que agitó el ciberespacio y las redes sociales.

Anuncios

Sin embargo, ninguno de los canales federales de Rusia se ha hecho eco de la noticia. En los vídeos grabados por los testigos se puede escuchar las risas y los comentarios en los foros se centraron en la nacionalidad, etnia y religión de la mujer detenida sin dar mucha importancia a la tragedia humana de la niña y su familia. La única reacción del Jefe del Comité de Asuntos de la Infancia ha sido un consejo a los padres de no contratar a las niñeras sin informe psicológico y psiquiátrico.

Una actitud sorprendente por sí y aún más si recordamos que sólo hace un mes todos los medios rusos dedicaban las portadas al caso de “violación” por un musulmán de una chica de procedencia rusa en Alemania. La noticia que poco después resultó ser mentira. Aún más, viendo que ahora mismo los medios rusos echan grito al cielo por el asesinato de dos adolescentes en EEUU.   #Terrorismo #Estado Islámico #Rusia