Julieta Lemaitre una estudiosa del derecho y su aplicación en la sociedad colombiana toca un tema coyuntural como el papel de la #Mujer en el proceso de paz colombiano, ella tituló su estudio “ DESPUÉS DE LA GUERRA: MUJERES DESPLAZADAS Y LA RECONSTRUCCIÓN DESDE ABAJO”. Es importante entender que el proceso de reconstrucción, siendo este el cometido de un proceso de paz, no sólo implica la recuperación de la seguridad y la justicia sino que va mas allá; debe recuperar lo que Lemaitre denomina “agencia moral”, por lo que #Podemos entender que es tanto un proceso físico como moral. Esta reconstrucción física gira entorno a la supervivencia y la moral, en vivir una vida de acuerdo a los valores y actuar consecuentemente.

Anuncios
Anuncios

 La violencia estructural del desplazamiento reproduce la perdida de “agencia moral”. Un pincelazo de “agencia moral” lo vivimos cada uno de nosotros diariamente y son las exigencias reciprocas a las que estamos sometidos en una sociedad expresadas en deberes y en actuar conociendo la consecuencia de nuestros actos, pero ¿por qué nos inclinamos a cumplir estos deberes? porque tienen un trasfondo de sentimientos, de indignación y de culpa; esto es lo que legitima cada deber que en la mayoría de casos se traducen en normas.

Este conjunto de sentimientos son los que se pierden en episodios violentos como una guerra civil interna tan larga en un país como Colombia y del que mujeres se han encargado de recuperar. En los procesos investigativos que ha realizado Lemaitre encuentra un patrón en los lideres de comunidades desplazadas, es la solidaridad.

Anuncios

En comunidades desplazadas el objetivo es reconstruir la tranquilidad y la seguridad que tenían estas personas, es un objetivo tanto individual como colectivo pero son las mujeres quienes se han puesto como principal objetivo unir familias y preocuparse por la estabilidad de cada una de estas pequeñas comunidades que se configuran resultado del desplazamiento. Esta preocupación va desde que la apariencia física de cada persona este en orden hasta que cada persona encuentre su utilidad dentro de la comunidad.

 El peso de la percepción de si mismo en el proceso de reconstrucción puede parecer algo superfluo pero es un daño que genera la misma historia nacional por lo que no necesitamos dirigentes políticos sino dirigentes humanos que conozcan y sienta la realidad del país que tienen en su manos y ponen en una mesa.

l #Poder