Un joven madrileño de 25 años, J.Y., fue apalizado la madrugada del sábado en Madrid por un grupo de tres hombres, que le persiguieron cuando volvía a su casa tras una noche de fiesta. El agredido recibió una fuerte patada en el pecho y fue acorralado en una pared después de contestar a los responsables, que empezaron a seguirle a gritos de "maricón". Los hechos sucedieron cerca de su domicilio, en la calle Cea Bermúdez de la capital.Un testigo que intentó proteger a J.Y. también recibió varios golpes del grupo, al parecer sin consecuencias graves en ninguno de los dos casos.

La víctima fue atendida en el hospital de la Fundación Jiménez Díaz y posteriormente denunció los hechos a la Polícia.

Anuncios
Anuncios

Se trata de la duodécima agresión por homofobia en la comunidad de Madrid en lo que va de año, tal y como ha anunciado en un comunicado la Asociación Arcópoli de lesbianas, gays, transexuales, bisexuales y heterosexuales. Un pico de denuncias sin precedentes según representantes de la entidad, que valoran este registro como el peor comienzo del año desde que empezaron a denunciar este tipo de agresiones.

En una conversación telefónica con Eldiario.es, J.Y. ha explicado que no era la primera vez que se ponía en riesgo y corría al responder comentarios ofensivos respecto a su homosexualidad: "Yo respondí, no me gusta que me digan esas cosas.Les dije que si querían una bola de adivino por lo que acababan de descubrir. Se lo tomaron fatal". El joven madrileño contactó con Arcópoli para denunciar públicamente el ataque después de que otros amigos lo hicieran tras agresiones homófobas.

Anuncios

El agredido reflexiona sobre la idea de que "se dice que España es uno e los países más tolerantes con el colectivo LGTBI, pero estas cosas siguen pasando y creo que es importante que se sepa". Rubén López, vocal de Delitos de Odio de la entidad ha expresado su preocupación ante el aumento de denuncias en los últimos años, un incremento que deduce al apoyo de su Asociación y otras LGTBI a las víctimas para que tengan la valentía de denunciar. López también opina que las nuevas generaciones de gays, lesbianas, bisexuales y transexuales muestran su sexualidad de una forma más abierta.

Arcópoli impulsa otras acciones para erradicar este tipo de agresiones, como el nacimiento del Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia, un instrumento con el cual explicarán las denuncias por agresión verbal o física contra el colectivo. De momento, ya han llegado a un acuerdo con el Ayuntamiento de Madrid y han despertado el interés de otras localidades como Valdemoro, Móstoles, Torrelodones o Ciempozuelos. #Sociedad Madrid