A la hora de elegir una ciudad, tanto para visitarla como para vivir, cierto es que uno de los factores más determinantes para ello es la seguridad y es que, tanto para un turista como para una persona que se decide a visitar o vivir en un lugar diferente al suyo, el nivel de homicidios y robos es algo que las personas suelen tener en cuenta.

The Economist elabora la lista

Como cada año, The Economist lanza un listado con las 20 ciudades más seguras del mundo, basándose en los indices de homicidios, robos y criminalidad que se presentan, y los resultados de su último informe han sido los siguientes:

1.- Tokio.

2.- Singapur.

Anuncios
Anuncios

3.- Osaka.

4.- Estocolmo.

5.- Amsterdam.

6.- Sydney.

7.- Zurich.

8.- Toronto.

9.- Melbourne.

10.- Nueva York.

11.- Hong Kong.

12.- San Francisco.

13.- Taipei.

14.- Montreal.

15.- Barcelona.

16.- Chicago.

17.- Los Ángeles.

18.- Londres.

19. Washington DC.

20.- Frankfurt.

Barcelona, también aparece en el ranking

Tal y como puedes comprobar, las ciudades de Asia suelen ser las más seguras en todo el mundo, a pesar de que mucha gente piense lo contrario. De las ciudades españolas, por otra parte, sólo aparece en este ranking Barcelona, aunque también es cierto que hay otras ciudades europeas que también aparecen en el listado, dejando bien claro que el "Viejo Continente" también es muy seguro tanto para turistas como para ciudadanos.

Este estudio de The Economist, lo que hace es clasificar a las ciudades más seguras del mundo en base a cuatro categorías, como son las siguientes: s #Calidad de vida

  • Seguridad sanitaria: proporción de hospitales en relación al tamaño de la población y la esperanza de vida de los ciudadanos.
  • Seguridad en infraestructura: tiene en cuenta los accidentes de tráfico, calidad de las carreteras, muertes por desastres naturales y de peatones, así como la población que vive en barrios marginales.
  • Seguridad digital: se valora el nivel de vulnerabilidades de las redes cibernéticas.
  • Seguridad personal: aquí se incluye la actividad policial, la actividad ilegal y la prevalencia de delitos violentos.