Anuncios
Anuncios

Enero llega asociado a nuevos propósitos, y el de ponerse en forma es uno de los retos estrellas tras unas fechas de exceso en calorías. Pero Lilian Tourinho, profesora de samba y entrenadora personal, apunta la clave: lo importante es perseverar, superar enero. “La motivación es esencial, pero eso hace que en enero todo el mundo se apunte al gimnasio, y en febrero todos se borren”, lamenta la profesora, que explica que el hábito debe basarse en el disfrute. “Yo intento transmitir alegría, no la monotonía de un gimnasio”, apunta. 

Por todo ello, Tourinho, que es de Salvador (Brasil), tras impartir clases de diferente índole se ha decantado por la samba, una actividad que combina el deporte con la diversión.

Anuncios

“A la gente le cuesta mucho hacer una actividad a diario, pero la samba es una sucesión de cosas. Bailar samba durante una hora supondría demasiado desgaste físico, por eso estas clases combinan el baile con el calentamiento previo, un baile que va más allá del cuerpo, que propone una postura corporal correcta, jugar con la sensualidad de cada uno, etcétera”, explica la profesora, que reconoce que la acogida de sus clases es muy positiva [VIDEO]entre sus alumnos, por lo que a partir de enero ampliará los cupos de sus clases, de modo que puedan acudir a ellas desde niños hasta ancianos. “A mayor edad hay que tener un poco más de cuidado, pero pueden bailar igualmente, hay que adaptar el baile a cada edad y a cada cuerpo, y dosificar”, apunta la profesora, que incide en que es “para todos los públicos, pero de manera diferenciada”.

Anuncios

“La samba es una unión muy dinámica entre el baile y el deporte, pero de forma mucho más divertida, con música y ritmos de Brasil, pero no solo enfocado al cuerpo, sino sobre todo a la salud”. La profesora destaca que lo habitual entre las personas que hacen mucho deporte es verlo como algo independiente, y que sin embargo ella considera que lo ideal es “combinar cuerpo y mente”, además de hacer algo que vaya cambiando, que no sea monótono. “No hay que tener un cuerpo perfecto para bailar samba, ni tampoco por supuesto ser brasileño; es querer mover el cuerpo, querer sentirse bien, y trabajar el tema de la postura y la sensualidad; es un conjunto de esas cosas”.  

Tourinho explica que lo más importante en este tipo de clases es “generar un hábito”. “No se trata de que digan, uf, han pasado las navidades y tengo que ir al gimnasio, sino de que estén contando las horas para ir a clase”, explica la entrenadora, que busca atender a un público “que realmente quiera cuidarse”.

“La gente con sobrepeso muchas veces tiene vergüenza, y no debe ser así, uno debe empezar por sentirse a gusto porque no se puede ser perfecto las 24 horas solo porque la sociedad lo marque”, concreta, y añade: “Y si tienes hijos aún es más difícil seguir los cánones de la sociedad, y además conciliar la vida laboral, familiar y de uno mismo; hay que intentar ser feliz por encima de eso”.

Anuncios

“En la vida real, además, uno no tiene tiempo ni dinero para seguir una dieta estricta, pero sí puede seguir unas pautas básicas para cuidarse y divertirse al mismo tiempo, sin excesos”, concluye. #Navidad #Deportes Canarias