La basura espacial ya representa un peligro considerable para satélites y naves espaciales, pero ahora, científicos rusos han publicado un nuevo informe que afirma que esta basura espacial podría provocar un gran problema internacional entre países con programas espaciales y ,que a su vez, derivase en un conflicto armado.

El principal problema, según argumentan en dicho informe, es que no hay manera de saber si un satélite dañado fue golpeado por un fragmento de basura o si fue saboteado deliberadamente por otro país. Incluso los más trozos más pequeños de basura espacial, objetos de unos pocos milímetros de diámetro, puede causar un daño irreparable a un satélite, debido a las velocidades a las que viajan estos satélites que pueden llegar hasta 28,000kmph.

Anuncios
Anuncios

Esta circunstancia supone un problema adicional, ya que el choque de basura espacial contra un satélite o naves de programas espaciales, podría utilizarse deliberadamente como un ataque por parte de otro país (aprovechando la situación de la dificultad de conocer exactamente lo sucedido), derivando así, también, en un conflicto internacional, aunque fuese injustificado.

"El propietario del satélite afectado y destruido casi no puede determinar rápidamente la causa real del accidente", escribió el astrofísico Vitaly Adushkin quien concluyó que tal evento "puede provocar un conflicto político o incluso armado entre naciones espaciales".

Un ejemplo de ello se produjo en 2013 cuando un satélite ruso fue dañado por los basura espacial creada por China cuando derribó uno de sus propios satélites meteorológicos cinco años antes.

Anuncios

La Estación Espacial Internacional, a menudo, se ve forzada a tomar una acción evasiva para evitar la basura espacial.

El informe concluye que, a menos que se haga algo para frenar la cantidad de basura en la órbita de la Tierra, será más probables las colisiones, lo que puede derivar en la posibilidad de una lucha política asociada.

Lo que está claro, viendo la imagen de la Tierra y la cantidad de basura espacial orbitando alrededor de ella (se ha calculado una cantidad aproximada de 20.000 piezas), es que los responsables de los distintos programas espaciales son “iguales de cuidadosos” dentro o fuera de nuestro planeta. #Investigación científica #NASA #Misterio