El ministro de #Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de España, Iñigo Méndez de Vigo, ha presentado este viernes el borrador del Plan Estratégico de Convivencia Escolar. Lo ha hecho en el Consejo de Ministros ante, los demás miembros que conforman este Gabinete.

El borrador señala que España tendrá un registro sobre casos de acoso escolar y otros problemas de violencia en las aulas. Además de incluir un efectivo método para que las posibles víctimas puedan denunciar de forma segura y confidencial.

Se trata de la creación de un teléfono gratuito de atención a las víctimas de acoso escolar, el cual estará atendido por profesionales tales como psicólogos, trabajadores sociales o abogados y funcionará los 365 días del año.

Anuncios
Anuncios

Además de las medidas citadas, Méndez de Vigo habla de difundir manuales de apoyo para padres y alumnos, elaborar un protocolo de actuación en colaboración con las comunidades autónomas, y crear un registro estatal que recoja los datos estadísticos de convivencia escolar en todo el territorio nacional. Estas son algunas de las 70 medidas que comprenderá el Plan Estratégico de Convivencia Escolar.

Asimismo, es importante el refuerzo que se va a hacer sobre la preparación de los profesores. La formación en convivencia que reciben durante la carrera de Magisterio se verá modificada, pues “se van a diseñar itinerarios de formación del profesorado específicos”, ha explicado el ministro.

En la rueda de prensa que ha tenido lugar después de la reunión, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáez de Santamaría, ha recalcado que "el objetivo del plan es servir de referencia a alumnos, familias y profesores a través del trabajo coordinado de distintos ministerios y de las comunidades autónomas".

Anuncios

Educación ha firmado también un convenio con la Agencia Española de Protección de Datos para educar a los niños y jóvenes en un uso adecuado y responsable de las redes sociales. Y ha pedido a la Policía Nacional y la Guardia Civil que vayan a los colegios para impartir charlas sobre acoso escolar.

Esta iniciativa ha sido promovida dos días después de que saliera a la luz la carta de suicidio de Diego Álvarez, el niño de 11 años que se quitó la vida el pasado mes de octubre en Leganés (Madrid). El pequeño pedía a sus padres que “Por favor, espero que algún día podáis odiarme un poquito menos” y se despedía diciendo: “Yo no aguanto ir al colegio y no hay otra manera de no ir”.