La Federación Estatal de Foros por la Memoria consiguió recoger más de 62.000 firmas a través de change.org en contra de la cena homenaje prevista para el jueves 3 de Diciembre en el Hotel Meliá Castilla de Madrid. Pero a pesar de esta protesta ciudadana, el hotel se resiste a cancelar este evento con el que la Fundación Nacional Francisco Franco quiere conmemorar el 123 año del nacimiento del Caudillo (1892-1975).

En 2012, la Federación Estatal de Foros por la Memoria Histórica consiguió cancelar una iniciativa parecida en el Hotel Husa Princesa de la capital pero esta vez no ha podido ser. En este caso, la dirección del Meliá Castilla considera que no pueden entrar a juzgar los valores de sus asistentes y que, por tanto, no pueden cancelar un evento por esta razón.

Anuncios
Anuncios

La recogida de firmas se realizó a través de en una carta colgada en la popular web change.org y a la que cualquier persona tenía acceso para firmar en contra de la celebración del evento. Aunque el objetivo final de la Federación era lograr 75.000 firmas, han quedado satisfechos con el resultado. Su siguiente paso, dicen, es intentar prohibir todas las asociaciones que hagan alusión positiva a figuras como la del difunto dictador y otras medidas a favor de salvaguardar la memoria histórica. 

El homenaje consistirá en una cena con 500 invitados y 40 euros el cubierto y, días antes, el aforo ya estaba casi completo. En la web de la fundación organizadora (Fundación Nacional Francisco Franco) se puede leer un breve texto con el que pretenden explicar el por qué del evento; “Liberó a España del comunismo, la salvó de entrar en la Segunda Guerra Mundial, realizó la reconstrucción después de haber quedado asolada y la impulsó económicamente después de los 60”.

Anuncios

Éste no es el único evento polémico que ha impulsado esta Fundación en los últimos meses, ya que también organizó 16 misas en todo el país el 20 de Noviembre con motivo del aniversario de la muerte de Franco. Una de las más sonadas fue la que se celebró en la Parroquia San Fermín de los Navarros de Madrid a la que acudieron más de 200 personas, entre las que estaba la hija del dictador, Carmen Franco Polo.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha afirmado a los medios que no le parece bien la iniciativa pero que, al no ser algo ilegal, no sería justo prohibirla: “No creo que la muerte de una persona que fue un dictador se tenga que homenajear, pero esto es una democracia, un país libre, y no es delito. Por tanto, si se puede realizar y la quieren realizar, no tengo nada que decir porque creo en la libertad”. #Manifestación #Denuncia