Veo cada día padres que se sienten orgullosos de sus hijos porque están al día en materia tecnológica, porque sacan sobresalientes y porque con quince años ya hablan tres idiomas. ¿De verdad? ¿Qué valores estamos transmitiendo? La tecnología no da la felicidad, los sobresalientes no aseguran la profesionalidad y los idiomas te abren muchas puertas, pero no te aseguran que se mantengan abiertas. 

Me repudia la violencia, las malas formas, la maldad gratuita, la falsa amistad, la superioridad de las personas y la hipocresía de aquellas que se creen con el derecho de dar lecciones a las que piensan que son seres superiores, intentando hacer ver que lo correcto es ser una persona humilde.

Anuncios
Anuncios

No aguanto la falsa modestia. 

Cada día miles de noticias sobre violencia de género e igualdad inundan los medios de comunicación. Cada día mujeres [VIDEO] y hombres fallecen a manos de sus parejas. Mi duda es ¿Por qué cuando fallece un hombre a manos de su pareja no se condena como violencia de género?¿Cómo violencia doméstica? En tema de igualdad debemos empezar por lo más básico y es por modificar la Ley que nos rige a todos. 

Cómo vamos a enseñar a los niños a tratarnos como iguales si cuando crezcan y se topen con la realidad van a ver una sociedad que está regida por una Ley de violencia de género, que deja desprotegida a una parte.

No puede volver a ocurrir lo que ha pasado esta semana, como sociedad no deberíamos consentir que niños como Alan, menor transexual decida quitarse la vida por el acoso escolar que estaba sufriendo.

Anuncios

Por Dios, la escuela debería ser la etapa más bonita de una persona. No es justo que los sueños de una persona se vean truncados por la mala educación de otras personas. 

El único propósito que deberíamos tener para este 2016 debería ser educar. Educar en igualdad, en el respeto y la tolerancia. Educar de una manera afectivo-sexual. Educar para perdonar y olvidar. Educar para saber establecer principios y valores de vida. Educar para conocernos. Educar para saber nuestros límites y darnos recompensas. Educar para ser felices y no tener que acudir a un taller sobre cómo aprender a ser felices. Educar para tomar las riendas de nuestra vida. Educar para sentirnos iguales. 

Los niños de hoy serán los adultos del mañana. #Redes Sociales #Amor a prueba #Mujer