Es cierto que las relaciones para las mujeres y para los hombres tienen significados distintos, básicamente porque son criaturas diferentes con varias cosas en común.

Para un hombre las relaciones son una parte de su vida, se encuentran en una área que convive en armonía con otras, como la profesional , el conjunto de todas esas áreas le definen como persona.

Por otro lado para la #Mujer, las relaciones son las que las definen como personas pero no sólo su relación de pareja, sino la relación con su familia, las relaciones profesionales y sus relaciones amistosas. Si un hombre está en el trabajo, para comunicarse con las personas en ese entorno, manifestará sus ideas, hará sus preguntas y se desenvolverá en el ambiente exclusivamente laboral; una mujer en cambio, realizará las mismas tareas que el hombre con la principal diferencia de que al expresarse, tomara en cuenta los sentimientos de la persona a la que se dirige, notara el estado de ánimo de la otra persona y percibirá con mayor facilidad el ambiente de trabajo que la rodea.

Anuncios
Anuncios

El hombre probablemente no distinguirá “estados de ánimo“, a menos que sean demasiado evidentes, él está enfocado en trabajar y punto.

El género masculino tiene una visión focal y el género femenino una visión global, en una conversación el primero recordará la conversación en sí, y el segundo no sólo recordará la conversación sino que además tendrá presente las cosas que rodeaban la conversación, donde fue, quienes pasaban cerca del lugar, la hora del día en el que tuvo lugar y más detalles.

Ahora bien ¿por qué suelen surgir dificultades en la comunicación de estos dos géneros?

Primero. No reconocer que son diferentes, en este punto quiero aclarar que ni la mujer es más que el hombre, ni que el hombre sea superior a una mujer, simplemente no son iguales aunque pertenezcan al mismo grupo.

Anuncios

Visto de otro modo, ambos son figuras geométricas pero unos triángulos y otros redondos.

Segundo. Tratar al género opuesto como si fuera de la misma condición, la forma de comunicarse, las palabras, no debieran ser las mismas para hombres y mujeres.

Tercero. Esperar que reaccionen de la misma manera, la mujer seguramente requerirá más información que un sí o un no, tras la respuesta evaluara el estado de la relación y quizás necesite más información y pregunte ¿Por qué?, no porque sea insegura o paranoica, simplemente porque quiere saber si esa persona está bien, así demuestran las mujeres su cariño.

Los hombres en cambio cuando se comuniquen entre ellos les bastara un sí o un no, porque asumen que su compañero no necesita ayuda y sabrá resolver solo sus problemas, así demuestran ellos su cariño.

Cuarto. La respuesta no alimenta, después de haber expresado tus necesidades a tu receptor del género opuesto, este no reacciona de la forma que esperabas, por que no se han tomado en cuenta las premisas anteriores, lo que llega a sus oídos podría sonarle como: “no me importas”, “no tengo porque darte explicaciones”, “no eres lo que necesito”.

Anuncios

Para obtener el resultado esperado es decir una comunicación sana, en la que el emisor logre que su receptor tenga el mensaje que quería expresar, sin malos entendidos, te sugiero tomar en cuenta estos puntos; finalmente hombres y mujeres coexistimos dentro de un mismo universo y nos necesitamos mutuamente. Podemos recibir gran satisfacción al obtener un mensaje edificador, que te puede hacer sentir valorado, aceptado y que reivindique tu propia identidad ya sea femenina o masculina. #Calidad de vida