Uno de cada tres jóvenes de la Comunidad Valenciana, comprendidos entre los 16 y los 29 años, se encuentra en riesgo de pobreza, de acuerdo con el informe ‘¿Recuperación? Enfoque agregado versus enfoque de la privación’, segunda edición del estudio ‘Análisis y perspectivas. Comunitat Valenciana 2015’ de periodicidad anual. Este estudio ha sido elaborado por el Observatorio de Investigación sobre Pobreza y Exclusión en la Comunidad Valenciana, con el que colaboran la Fundación FOESSA, las Cáritas diocesanas de la Comunidad Valenciana y la Universidad Cardenal Herrera de Valencia.

Según el citado estudio, entre 2008 y 2013, la tasa de pobreza en la población de la Comunidad Valenciana ha aumentado en tres puntos porcentuales, pasando del 19,75% al 22,7% mientras que la media nacional se sitúa en el 21,96%.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo, esta cifra es especialmente preocupante en el caso de la población juvenil, ya que, mientras que, en 2008, registraba unos valores similares a los de la población general (en torno al 20%), en 2013, la tasa de pobreza en esta población pasó a situarse en un 31,45%.

Pero no solo eso: puesto que el umbral de la pobreza ha descendido (en 2008, una persona se consideraba pobre si su renta media era inferior a los 8.789 euros mientras que, en 2013, esta cantidad se situó en los 8.009 euros), los jóvenes que son pobres lo son en mayor medida actualmente, puesto que la intensidad de la pobreza ha pasado de ser de un 6,62% a un 12,22% en el  periodo comprendido por el estudio.

De igual modo, la renta media de los hogares valencianos ha descendido un 11,8%. En 2008, ésta se situaba en los 15.899 euros mientras que, en 2013, se ubicaba en los 14.023 euros.

Anuncios

Sin embargo, como resalta el estudio, la pérdida de poder adquisitivo de los hogares valencianos aún ha sido mayor: en términos reales, atendiendo a la evolución de los precios, la renta media ha pasado de 16.618 euros a 13.516 euros, hecho que supone una reducción del 18,6%.

Sin embargo, la situación vuelve a ser más desventajosa para los/as jóvenes. Así, mientras que su renta media se situaba, en 2008, en 16.618 euros (es decir, un 4,5% por encima de la de la población en general), en 2013, ésta había descendido hasta los 14.023 euros (es decir, un 3,6% por debajo de la renta media de la población general). En términos reales, su renta media pasó de los 16.532 euros a los 11.841, lo que supone una reducción del 28%, casi diez puntos menos que la medida correspondiente para la población general. De acuerdo con el estudio, esto se debe a “a la mayor destrucción de empleo que ha sufrido el colectivo y a las peores condiciones salariales”.

No obstante, desde 2014, las cifras de desempleo entre los menores de 25 años han mejorado.

Anuncios

De esta manera, el estudio constata una creación neta de empleo juvenil, incrementándose el número de personas empleadas en este colectivo en 13.800. Sin embargo, el número de personas menores de 25 años que trabaja o busca trabajo de manera activa también ha descendido pasando del 41,25% a principios de 2014 a un 39,92% en 2015.  

Aumenta la desigualdad

El estudio también ha puesto de manifiesto que la #Crisis económica ha incrementado la brecha de la desigualdad entre ricos y pobres. De este modo, en la Comunidad Valenciana, la participación en la renta del 10% de la población más pobre ha caído un 9,35% mientras que la del 10% de la población más rica ha aumentado en un 6,16%.