El conocido líder izquierdista que desafió a François Hollande e incluso estuvo en la primera vuelta de las elecciones presidenciales francesas, Jean-Luc Melenchon, ha suplicado en una carta dirigida a la editorial Fayard que no publique una nueva edición de “Mein Kampf”, el famoso libro de Adolf Hitler donde exponía su ideario que llevó a la terrible dictadura nazi que provocó millones de muertos, entre ellos seis millones de judíos.

Los derechos de autor del libro expiran en poco tiempo y quedará libre para reeditarse sin restricciones. Pero Melenchon cree que su reaparición en Francia, con el auge del Front National de Marine Le Pen, que podría ganar en algunas de las regiones donde se presenta, como Nord-Pas-de-Calais, aumentaría más la simpatía por las ideas políticas del Führer, que tan nefastas fueron para Europa. Definió el libro como “una condena a muerte de seis millones de personas”.

Le ha contestado Christian Ingrao, historiador especialista en nazismo, en una carta abierta en el diario Libération. Transcribimos parte de dicha carta, por su interés social e histórico.

Anuncios
Anuncios

“Su descripción del libro de Adolf Hitler me ha parecido en primer lugar, al menos, problemática: ‘Una condena a muerte de seis millones de personas’. ¿De verdad? Los últimos 50 años de trabajo duro de los historiadores (…) han mostrado que el Tercer Reich no fue la puesta en práctica de un programa descrito en el aburrido libro del futuro dictador, sino que el genocidio era el final de políticas incoherentes, obsesionantes, llevadas a la incandescencia homicida. (…) Ni las fábricas de la muerte ni los grupos móviles de asesinato son citados en ‘Mein Kampf’”.

Luego, Ingrao dice, pensando que con lo que ha dicho hay motivos de sobra para prohibir su reedición: “Hace falta reeditar este libro henchido de este discurso histórico en donde haces poco caso por paliar la patología del dictador y el sobrevalorar su pesada prosa. Hay que mostrar a plena luz que Hitler reveló una profunda crisis, no sólo alemana, sino europea. Ni psicópata alucinado ni manipulador de masas”.

Llegado a este punto, sigue más adelante: “Hace falta dejar de creer que ‘Mein Kampf’ llenará de nazismo a los cretinos que pillara en medio por accidente. Es un libro que no puede convencer más que a los convertidos [al nazismo]”. Luego le aconseja escribir cartas a Google por que el libro del Führer “es el segundo más popular en el buscador de #Libros en PDF” y pedir su retirada.

Anuncios

Y recuerda Ingrao que esta nueva edición “vendrá repleta de largas introducciones, infestada de notas a pie de página e índice. (…) Estará finalmente disponible para que maestros, estudiantes y lectores curiosos quieran hacerse una idea [de cómo es]”. Luego recuerda hechos históricos referentes a genocidios como la guerra en la ex Yugoslavia y lo que Netanyahu dijo sobre el propio Hitler y la “Shoah”.

O sobre Marine Le Pen y su posible, aunque aún no probable, victoria en las regionales de Nord-Pas-de-Calais: “¿Usted cree que con la prohibición de reeditar el libro, cambiará algo esto?” Y lo que cree más urgente: “La urgencia, en la Política, es formular por fin un proyecto federal, un porvenir en el que hombres y mujeres de Europa y de Francia querrán ‘verdaderamente’ vivir juntos”.

Y acaba recordando que historiadores y políticos deben de hacer cada uno su tarea. Un texto que será polémico, tanto como el de Melenchon, pues no dejan de ser opiniones, una de ellas asustada con razón por el autor del libro.

Anuncios

#Historia antigua