El sábado, Quentin Tarantino estuvo en una #Manifestación que recorrió Nueva York recordando los muchos muertos por violencia policial que ha habido en los últimos meses, casi todos ellos de raza negra, la “preferida” por ellos en este tipo de muertes trágicas. El cineasta llegó desde su residencia californiana para unirse a la marcha. “Soy un hombre con conciencia”, dijo.

Es la tercera de las manifestaciones que se han convocado por estos trágicos hechos. Se recordaron muertos como los de Ferguson (Missouri), Baltimore (donde ha sido destituido su Jefe de Policía) y Charlotte (Carolina del Norte). Tarantino dijo también acordarse de un policía neoyorkino asesinado la semana pasada en el barrio de Harlem, lamentando y condenando su muerte y las de los abatidos por la Policía.

Anuncios
Anuncios

Pero no lo ha entendido así el Sindicato de la Policía de Nueva York, que exige el boicot de sus películas “por su discurso antipolicial” y sentir que él les llamó directamente “asesinos”. “No es ninguna sorpresa que alguien que se gana la vida glorificando el crimen y la violencia odie a los policías”, dice un comunicado de ellos, que dice que “está su cine lleno de calumnias y mensajes antipoliciales”. Luego insiste el texto en recordar que “los policías a los que Tarantino llama asesinos están arriesgando y sacrificando sus vidas para proteger a las comunidades del crimen real”.

Mientras la Policía neoyorkina se muestra así de ofendida, el alcalde de la ciudad, el demócrata Bill De Blasio, y el Comisario de Policía local tratan de diseñar medidas inteligentes que sirvan para que los ciudadanos vuelvan a confiar de nuevo en la Policía, confianza que se ha venido abajo desde hace meses, sobre todo cuando los disturbios raciales de Ferguson (Missouri), con un joven negro asesinado por un policía blanco, que no encontró más apoyo que el del mismísimo Ku Klux Klan.

Tarantino estrena en dos meses, el día de Navidad, una nueva película, “The hateful eight”, nuevamente un western, como lo fue “Django desencadenado”, y no se sabe si esta petición de boicot la afectará comercialmente, aunque en Internet se han visto varias reacciones que apuntan que será un éxito, sobre todo por parte de gente que la irá a ver por llevar la contraria a los policías de Nueva York, de los cuales dicen que no tienen ni idea de lo que dicen ni pueden dar lecciones morales.

Anuncios

#Estados Unidos #Racismo