En un blog de la edición de internet del diario francés Le Monde habla de un hecho poco común en los #Estados Unidos: el cierre de una importante tienda que en una ciudad tan poblada como San Francisco, California, tenía una finalidad: se dedicaba a la venta de armas.

Como cualquiera que conozca mínimamente la Historia de los EE.UU., el derecho a portar armas de cualquier tipo está reconocido en su Constitución, aunque teniendo en cuenta cómo era el país en sus comienzos, después de independizarse de Inglaterra. Pero hoy en día ya no es como en el siglo XVIII.

La web Mashable, citada en el blog Big Browser de Le Monde, habla que la tienda High Bridge Arms cerrará el 31 de octubre.

Anuncios
Anuncios

Esta tienda está en una calle de las más populares de San Francisco, Mission Street, en el barrio de Bernal Heights.

El motivo del cierre lo muestra Steve Alcairo, su gerente: “Las restricciones que nos ponen cada vez más son insoportables. ¡Quieren hundirnos!” Y recuerda las cada vez más numerosas manifestaciones de gente pacifista ante la tienda, amenazas de todo tipo y con una legislación, la californiana, cada vez más restrictiva con las armas.

Y sobre todo, que dicha legislación, en su última reforma, obligue al vendedor de armas a filmar las ventas por circuito cerrado de televisión y entregar a la Policía un informe semanal de sus ventas de municiones. Llegó a quejarse Alcairo en la revista Time: “Comprar armas es un derecho constitucional. Nuestros clientes no deberían ser tratados como si tuvieran alguna enfermedad”.

Big Browser recuerda que High Bridge Arms tiene una página en Facebook, que al anunciar el cierre, recibió miles de muestras de apoyo en la misma, calificando de “nazis” las Leyes estatales que restringen las armas, o que “por que aumentará el número de asesinatos en la ciudad”.

Por otro lado, hay rumores de que la tienda podría trasladarse a Texas, donde no hay tantas manifestaciones contra las armas, además de que es uno de los feudos más fieles del Partido Republicano (la familia Bush, por ejemplo), y por lo tanto, más entusiasmados a favor de este tema.

Anuncios

Se lamenta Steve Alcairo también en Facebook de que “San Francisco es la ciudad que ha defendido el matrimonio homosexual, los derechos de los gays y causas impopulares como el uso médico de la marihuana. ¿Quién me defiende a mí?”

Big Browser recuerda que en el último año se han vendido, sólo en California, más de 900.000 armas, citando fuentes del Departamento de Justicia. Triplica el número de ventas de hace 11 años.

Y mientras, hace poco tuvimos el último tiroteo con varios muertos en el país. La matanza de Columbine, Colorado, que Michael Moore nos describió con estremecedora exactitud en su famoso documental, fue un antes y un después, habiendo por primera vez políticos que ya se atrevían a cuestionar esta práctica de las armas.

Pero lobbys poderosos como la Asociación Nacional del Rifle (NRA) se siguen negando a restringir el uso de armas, ni siquiera cuando han sido manejadas por niños, matando accidentalmente a otros niños o a personas mayores, algo que Moore recriminó al fallecido actor Charlton Heston, entonces Presidente de la NRA (Moore es socio de esa asociación, pero contrario al uso indiscriminado de armas).

Anuncios

Todos recuerdan la reacción de Heston: dejar plantado a Moore en mitad de la entrevista, sin sensibilidad por la niña muerta por el arma empuñada por otro niño, y el cineasta decidió dejar que se siguiera filmando y que cada uno tuviera su punto de vista de aquello.