Todo el mundo conoce a la secta llamada Ku Klux Klan, que ha tenido varias etapas desde hace siglo y medio, tristemente famosos por su imagen siniestra de capucha blanca con agujeros para los ojos, que tenían por costumbre incendiar cruces de gran tamaño y defender fanáticamente la supremacía de la raza blanca, persiguiendo a negros sobre todo, pero también a judíos e incluso a organizaciones sindicales de izquierdas.

Hace muchos años que, con su decadencia y la asimilación por parte de EE.UU., incluso de la racista población de los Estados del Sur, que ahora permiten alcaldes y gobernadores estatales afroamericanos, el Ku Klux Klan ya no es lo que era.

Anuncios
Anuncios

Volvieron a hacerse oír cuando los disturbios raciales de Ferguson (Missouri), con muertos de raza negra por parte de policías locales, a los que el KKK defendió y se presentó como defensa para cuando sean juzgados.

Anonymous es conocido por provocar ciberguerras en #Internet y por llevar todos ellos la misma máscara de “V”, el héroe protagonista del cómic “V de Vendetta”, llevado después al cine, que combate a un Gobierno totalitario que sojuzga a Gran Bretaña.

Están en ciberguerra contra el KKK después de lo de Ferguson, ahora sale en la prensa, entre ellos el diario francés Libération, que han conseguido los nombres de unos mil miembros de la organización racista, que piensan difundir en la red. Dicen que tuvieron acceso a la cuenta de Twitter de uno de ellos, y de ahí han sacado sus nombres.

Anuncios

Lo cuentan asimismo en la misma plataforma, con el nombre de Operación KKK, el 23 de octubre.

“Después de haber observado muy de cerca  a vosotros desde hace mucho tiempo, estamos convencidos de que la aplicación de la transparencia a vuestra organización es justa y adecuada. Vuestra organización es odiosa, criminal. Vosotros sois algo más que extremistas. Sois algo más que un grupo del odio”, dice Anonymous en un comunicado.

Sigue diciendo: “En Democracia, tenemos el deber de proteger la libertad de pensamiento, que comprende las proposiciones ofensivas. Vuestras ideas y palabras odiosas os pertenecen, tenéis el derecho de hablar, y en contrapartida, nosotros tenemos el derecho de responder. Dicho esto, os sacamos del anonimato. Es nuestro derecho”.

La lista de miembros, al parecer, tiene nombres de políticos, policías y funcionarios, algunos muy poderosos y conocidos. La CNN informa de que actualmente sus miembros apenas llegan a 5000. #Estados Unidos #Racismo