Es sobradamente conocida la calidad de los profesionales que trabajan en el hospital de referencia de la ciudad de Barcelona. Vall D´Hebrón es pionero en múltiples investigaciones y tratamientos y allí se forman los médicos que nos atenderán el día de mañana. Pero también es conocida la continua saturación de su servicio de urgencias, sobre todo en invierno cuando aumentan exponencialmente los casos de gripe y también ahora en verano, aunque en esta época se debe más a un cierre programado de plantas del hospital que se lleva a cabo sí o sí, sin tener en cuenta si finalmente esas camas van a ser necesarias o no.

El pasado 15 de julio la cuenta de Twitter del propio servicio ya avisaba de la falta de recursos humanos y logísticos para el buen funcionamiento del mismo: "Cierre salvaje de camas sin tener en cuenta la afluencia de pacientes ni haber reducido la actividad quirúrgica estival".

Anuncios
Anuncios

o "Avisamos de la carencia de recursos humanos suficientes para atender Urgencias masificadas durante el período estival".

Hoy día 2 de agosto la situación no mejora: "Domingo 2 de agosto: 59 pacientes pendientes de ingreso 33 con más de 1 día de espera y los más antiguos inician su 5º día". Esto a pesar de que desde la gerencia del hospital se comunicó hace unos días que se iban a abrir algunas de las camas cerradas para aliviar en lo posible la situación de los enfermos que en algunos casos llevan días esperando su ingreso en planta.

Vall d´Hebrón dispone de un total de 1.075 camas de hospitalización que en el mes de agosto se reducen a 900. Esta es una decisión administrativa en la que no se tiene en cuenta cual es la demanda real de camas en este mes. Aunque el cierre estival de este año es idéntico al del año pasado, durante este 2015 el Servei Català de la Salut quiere aumentar en un 2,8 % la eficiencia de las áreas quirúrgicas, que también requieren el ingreso de pacientes.

Anuncios

Otra decisión administrativa del centro ha sido la destitución y traslado a otro departamento del que fuera jefe de urgencias del hospital, el doctor Xavier Jiménez, después de que éste hiciera pública una carta dirigida al ICS en la que denunciaba el colapso continuado en el tiempo del servicio que él mismo dirigía. #Crónica Barcelona