Iker, Kilian y Kevin son tres de los cada vez más numerosos nombres que con el paso de los años han ido haciéndose un hueco en nuestras vidas. Son nombres cuyo origen, sin duda, no es ni hebreo ni griego, como la mayoría de nombres propios que poseen el resto de los mortales de la cultura mediterránea. La culpa parece ser de celebridades y personajes que a menudo vemos en la televisión. Individuos de carne y hueso que no conocemos, pero que nos inspiran, nos gustan y que algunos incluso se atreven a imitar. No es de extrañar que a falta de ideas y ante la dificultad de hallar un nombre atractivo, los padres de muchas criaturas decidan optar por un nombre original y que llame la atención para su pequeño.

Anuncios
Anuncios

Esta moda ha conseguido alcanzar límites insospechables, y es que ahora los dibujos animados que marcaron la infancia de los futuros padres también podrían ser un factor decisivo a la hora de escoger un nombre: el pasado 27 de julio nació en Barcelona el primer niño de nombre Goku del país, en honor al protagonista de la serie animada japonesa Dragon Ball, de gran éxito en España en la década de los ochenta y noventa y que desde su lanzamiento ha logrado un gran impacto cultural. Así lo afirma el blog Padresfrikis.com, que hoy ha anunciado que un seguidor de la página, cuyo apodo es “JC”, ha llamado a su hijo Goku. En diciembre del año pasado, JC escribió un comentario en una entrada que hacía referencia a las diferentes opciones para elegir el nombre de un bebé, y explicó que en seis meses iba a ser padre.

Anuncios

En caso de ser niña, el bebé se llamaría Noa. Si de lo contrario resultaba ser un varón, quería que se llamara Goku, decisión que la madre secundaba.

Tal y como declara JC, “ni el Registro ni la Iglesia han puesto pegas al nombre, y la respuesta de la comadrona en la sala de parto al decirle el nombre fue "¿de verdad? ¡Muy bien!". Así que que sepáis que tenemos aliados frikis por todo el mundo. No estamos solos”.  El barcelonés Goku Expósito García ya es una realidad, aunque al parecer a Facebook no le acaba de parecer una buena idea: el padre relata que al intentar abrir un perfil personal para el bebé, la red social lo denegó alegando que solo podían utilizar nombres reales y que necesitarían enviar un documento legal para autorizar el nombre.

Sin embargo, es posible que no se trate del primer Goku del país: recientemente otro usuario escribió que en Madrid ya existe un niño de tres años con ese mismo nombre, aunque en la página web del Instituto Nacional de Estadística (INE) todavía no aparece ningún Goku, por lo que podría ser falso. Habrá que ver si tras la noticia conoceremos a más “Gokus”, si el nombre conseguirá batir la popularidad de otros más frecuentes o si todo quedará en una anécdota. #Internet #Series #Humor