Nefropatía diabética, es el término médico diagnosticado en el Hospital Infanta Luisa de Sevilla para #Isabel Pantoja que lleva desde el pasado 5 de agosto ingresada de urgencias, desde que finalizara su segundo permiso penitenciario el cual le permitió celebrar su 59 cumpleaños en familia, por lo que el Juzgado de Vigilancia Penitenciara de Sevilla le ha concedido la ampliación de este permiso hasta el próximo día 21 para que continúe con las pruebas y observación médica.

Pero ¿qué es la nefropatía diabética?, esta enfermedad según médicos especialistas, es el mal funcionamiento del riñón causada por un tipo de diabetes que empieza a dañar lentamente los vasos sanguíneos del órgano, lo cual concluye en insuficiencia renal y en casos más graves es necesario la diálisis para su mejora o un trasplante, sin embargo la nefropatía diabética es una enfermedad común entre un 20% y 40 % de diabéticos y se logra controlar con un tratamiento médico adaptado a cada tipo de paciente.

Anuncios
Anuncios

El descontrol en los niveles de azúcar hace que esta enfermedad sea crónica, pero no se puede diagnosticar hasta que el riñón se encuentra bajo un 50% de su nivel de funcionamiento normal y para ello se requiere realizar pruebas y mantener al paciente en observación para evaluar su posterior tratamiento; teniendo en cuenta que pueden derivarse otras patologías como tensión arterial alta y problemas cardíacos.

El Juzgado de Vigilancia Penitenciara de Sevilla ha permitido a Isabel Pantoja continuar su tratamiento médico, permiso que no afecta a las fechas indicadas de la decisión del juzgado ante la petición del tercer grado que está prevista para septiembre, y según fuentes cercanas a la artista, revelan que después de cumplir el tercer grado se trasladaría a vivir definitivamente a un país de América del Sur.

Anuncios

Un proyecto a corto plazo que quizás sea originado por un público dividido: se le ama o se le odia, aunque lo último va en aumento después de los altercados en la prisión de Alcalá de Guadaira donde la polémica de trato de favor a la cantante ha resultado con el traslado de tres presas y la suspensión cautelar de sueldo y empleo a un funcionario; y por si fuera poco la dedicación de una serenata en el propio hospital con letra no muy grata para la cantante, tal vez por ello haya restringido las visitas sólo a sus hijos y a su inseparable hermano Agustín Pantoja. #Famosos #Sociedad Sevilla