La Comunidad Islámica de Lisboa, ha recibido con consternación, y mucha reserva, (pues se niegan a emitir algún tipo de comentario) la noticia que denuncia a El Sheik David Munir, líder de la Mezquita Islámica Central de Lisboa, por parte de su esposa, que lo acusa de violencia doméstica, después que que el Sheik Munir de 52 años, la agrediera con dos codazos que le causaron daños en el rostro, Nazira Barakzay, refugiada afgana, casados desde enero de 2014. Llevó a la mujer a recibir tratamiento médico en el servicio de maxilo-facial, con hemorragias e ingreso hospitalario. Cuando regresó a la mezquita, tuvo que refugiarse en el cuarto de su hija de 7 años.

Anuncios
Anuncios

Ambas, madre e hija, dependientes del apoyo económico como refugiadas, han de abandonar la capilla a final de este mes, para mudarse a un apartamento en Odivelas, Lisboa, luego que el día 4 de agosto, la mujer de 29 años, presentó queja de violencia contra su esposo en el puesto de la Policía de Seguridad Pública (PSP) de Campolide, acusándolo de haberle dado dos codazos en la nariz, provocándole lesiones. Afirma que fue después de una discusión en que además fue insultada, y estando  ya acostada, el marido se dirigió a la cama y la agredió con dos codazos. El Servicio de Emergencia Médica (INEM) trasladó a la mujer al hospital, después de haber sido llamados al lugar, por una amiga de la víctima, también afgana, que recibió una llamada solicitando ayuda de Nazira.  El Sheik David Munir, acusa a su esposa de faltar a la verdad y de sufrir enfermedad  bipolar.

Anuncios

Nazira fue objeto de indiferencia por parte de su marido y de otros fieles de lamezquita, hasta el viernes pasado en la noche. Fue entonces que otros musulmanes, comenzaron a preguntarle por su salud, y esa misma noche, David Munir se reunió  con ella intentando una reconciliación que no se concretó. Terminaron aceptando la opción de divorciarse.

El Sheik David Munir se niega a comentar más sobre este asunto, alegando que se trata de una cuestión de índole personal. #Violencia de género #Ciudadanos