Han hallado en Rusia un esqueleto que data del siglo II, y tiene una particularidad; el cráneo es de un alien (o al menos así lo parece). Un gran número de arqueólogos rusos se han reunido en torno a este fenomenal y curioso hallazgo, pues se trata de el cuerpo de una mujer que habitó en los Urales entorno al siglo II d. C., y su cráneo es de una dimensiones megalómanas en comparación a un cráneo normal. La magnitud del cráneo recuerda a la de un supuesto alienígena.

“El primero de nuestros hallazgos fue el esqueleto de un nómada, previsiblemente una mujer, con una clara deformación de cráneo que está sobredimensionado en su parte superior”, estas son las palabras de la arqueóloga María Makurova, quien es la directora del Museo de Arkaim, lugar donde el esqueleto está expuesto a modo de curiosidad histórica y biológica.

Anuncios
Anuncios

La noticia ha tenido repercusión en España gracias a la agencia Efe, en la cual se habla sobre los nómadas hallados en la zona, debido a la climatología y la orografía del terreno es fácil encontrar montones de estos cuerpos. La causa de las cabezas alargadas y sobredimensionadas se explica como algo artificial y no algo biológico, pues estos nómadas estiraban las cabezas de sus hijos mediante un sistema de cuerdas y tablas de madera, por lo tanto el tiempo hacía estragos en sus cráneos. El caso de estos cráneos “alienígenas” podría ser sinónimo de estatus social, de jerarquización dentro de las poblaciones nómadas. En un principio se puede pensar que podría ser por enfermedad debido a la endogamia, pues el cráneo de tal magnitud también se veía en el antiguo Egipto en el tema de la sangre real, un ejemplo es Akenaton y su cráneo alargado.

Anuncios

A raíz de tal noticias es normal que las redes sociales, Internet y demás echen humo en cuanto a teorías conspiranóicas y en plan Men in Black, pues las evidencias de extraterrestres entre nosotros resulta ser cotidiano entre los fans de los misterios. La imaginación vuela con este tipo de hallazgos, aunque hay que mantener la cabeza fría y pensar de manera más racional y científica. Por ello, la arqueóloga María Makurova ha hablado sobre el tema poniendo hincapié en la posibilidad de que la mujer hallada perteneciera al pueblo de los sarmatos, pueblo perteneciente a las estepas ucranianas, de Kazajistan y parte del sur de Rusia. #Arqueología #Historia antigua