La última campaña puesta en marcha por Avaaz.org ha logrado la recogida de más 750.000 firmas por #Internet. Su objetivo es frenar el despilfarro de comida que produce que los supermercados, al tirar los productos que no han vendido directamente a la basura. Calculan que un tercio de los alimentos que se producen acaban en los contenedores.

Consideran que si se obligara a los supermercados a donar este excedente a los bancos de alimentos, para repartirlo entre las personas con menos recursos se contribuiría de manera decisiva a lograr uno de los objetivos del Milenio de la #ONU, como es paliar el hambre en el mundo.

Anuncios
Anuncios

Según las Naciones Unidas, unos 800 millones de personas padecen malnutrición crónica.

Para ello, piden que los estados elaboren y aprueben leyes que impidan que estas toneladas y toneladas de alimentos acaben en la basura. Es más, asegura que la Unión Europea está estudiando las razones del porqué ni siquiera gran parte de la producción de los agricultores y ganadores llega a salir del almacén del supermercado para su venta. La propia FAO cifra en la mitad de los alimentos perecederos que se deperdician antes de llegar al plato del consumidor.

Según esta comunidad de activistas, en Reino Unido ya es ilegal esta práctica. Existe un buzón de denuncias anónimas donde se puede informar sobre los supermercados y tiendas que esconden la producción de frutas y verduras o que trata a sus proveedores de manera inadecuada.

Anuncios

Con multas que pueden alcanzar hasta un 1% de las ganancias de estas empresas.

Por otro lado, a partir de julio del año próximo, en Francia, los supermercados no podrán tirar productos perecederos a los contenedores. Deberán donarlos a organismos que se dedican a la alimentación animal o la fabricación de abonos agrícolas.

Según el Gobierno francés, se tiran en su país 20 kilos de comida por persona y año. En total en el mundo, con los datos que aporta la FAO, se desperdician 1.300 toneladas, y estos alimentos en descomposición producen 3.500 toneladas de dióxido de carbono. Otro problema medioambiental más.