Alguien decía acertadamente en Twitter "Un mito de nuestra infancia que se tambalea". No es para menos, pues el actor que nos ocupa, Bill Cosby, famoso por su serie de #Televisión que relanzó en su país la telecomedia, "La hora de Bill Cosby", se hizo enormemente popular, y mostraba una familia a lo Michael Landon puesta al día, donde todos eran buenos buenísimos, aunque tuvieran peculiares ocurrencias y defectos. También inventó un subgénero, la telecomedia afroamericana, en donde todos los personajes eran negros, lo que confirmaron después "Cosas de casa" y "El príncipe de Bel-Air".

También fue polémico en ciertas actitudes más dignas de gente ultraconservadora que otra cosa: despidió de la serie a la actriz Lisa Bonet, que encarnaba a su hija mayor, por salir desnuda y tener escenas de cama con Mickey Rourke en "El corazón del ángel" de Alan Parker; exigió la pena de muerte rápida e inmediata a gente como el asesino de su hijo, que fue brutalmente asesinado en Los Ángeles; incluso quiso comprar una famosa cadena de televisión para convertirla en "la cadena de los valores familiares", algo que defendía fanáticamente.

Anuncios
Anuncios

Pues todos estos valores, no compartibles pero coherentes, se vienen abajo al confirmar el actor algo de lo que se le acusa desde hace meses, y que sorprendió a todo el mundo cuando salió a la luz: que en 1976, cuando estudiaba en la Universidad de Temple, sedó y violó a una mujer, usando para ello Quaalude. Algo que él y la propia mujer de Cosby negaron furiosamente hasta ahora.

Pero después de varios años de insistentes rumores, ahora se sabe que en 2005 corroboró que al menos cometió eso con una mujer, consta en un documento firmado por el actor, pero que hasta ahora permanecía secreto, clasificado como "confidencial".

Los abogados de Cosby intentaron silenciar a los posibles testigos de aquellos hechos, los cuales han sido mostrados por Andrea Constand, ex directora del club de baloncesto de la Universidad de Temple, y posible víctima de él.

Anuncios

Cosby también fue miembro de su Junta Directiva, puesto que dejó hace meses cuando este sórdido asunto empezó a hacerse más público.

Hay, no obstante, más acusaciones parecidas contra Cosby por muchas otras mujeres, cuyos presuntos abusos contra ellas fueron en las décadas posteriores. Entre ellas está la ex modelo Janice Dickinson, que acusa al actor y a sus abogados de difamarla. Dickinson acusa a Cosby de violarla en 1982. El actor sacaba casi 20 años de diferencia de edad a la ex modelo (él tiene 77 y ella 60).

Una de las acusaciones contra Cosby fue rechazada por la Fiscalía de Los Ángeles el pasado diciembre, en donde la víctima era una adolescente en 1974, dos años antes de la acusación reconocida por él, y que habría ocurrido en la mismísima Mansión Playboy. Durante dicho juicio, él fue apoyado por toda su familia, sobre todo por su mujer y su hija Evin. Pero no pudo impedir la cancelación de algunos programas televisivos y futuros proyectos por dicho escándalo, fuese cual fuese el veredicto final.

Anuncios

Y al saberse esto, Cosby ha tenido que confesar que es cierto que abusó de una mujer, aunque lo dijo en singular, no en plural. Una confesión al estilo Jordi Pujol, pero de cosas peores. No todas las personas de conducta intachable la tienen de verdad, como la mujer del César. #Hollywood #Humor