Avanza el verano, y con él el número de incendios forestales que arrasan España. El primer gran fuego declarado es del término municipal de Ódena, en Cataluña. Los últimos datos hablan de más de 1.000 Ha arrasadas. Trabajan en estos momentos 130 vehículos terrestres y 11 medios aéreos. No está controlado, y la niebla está dificultando las tareas de extinción.

Por desgracia, este último incendio forma parte de una larga lista. Según el Ministerio de Agricultura, en la última década la media de incendios que se han producido al año ha girado entorno a los 15.486. Se han calcinado una media de 117.000 hectáreas de superficie forestal anual.

Pérdidas incalculables

El mayor pico en el número de incendios se produjo en 2005, con 25.000 incluyendo los conatos, aquellos que no llegan a quemar una hectárea.

Anuncios
Anuncios

Por fortuna, en 2014 su número no alcanzó los 3.000. El daño medioambiental que se produce es terrible.

Según la FAO, organismo dependiente de las Naciones Unidas, las consecuencias para los ecosistema son devastadoras, desde el aumento del dióxido de carbono en la atmósfera que contribuye al efecto invernadero, la erosión de los suelos y, entre los más perjudicados, los animales que mueren por la llamas y los que sobreviven han perdido su hogar. Cambia radicalmente el paisaje de las zonas afectadas, y se calcula que el bosque en volver a ser lo que fue puede llegar a tardar hasta un siglo.

Pero, hay más, cada año según la ong WWF a las arcas públicas les cuestan los incendios unos 1.800 millones de euros al euro. En su mayor parte este dinero se destina a las labores de extinción.

Anuncios

Vidas humanas

Por otro lado, también, mueren personas intentando luchar contra las llamas. Según recoge la prensa, desde el año 2000 hasta agosto de 2012 fueron 67 personas las que fallecieron en la extinción de un fuego.

Uno de los momentos más trágico vividos fue cuando once personas murieron hace ya diez años, el 17 de julio de 2005, en el incendio declarado en el municipio de Riba de Saelices en Guadalajara por una barbacoa mal apagada. Los heridos totales en una década han superado los 560.

Hasta el 96% de los incendios que se producen tienen el sello del hombre

La ONG WWF calcula hasta en el 96% de los casos está implicada la mano del hombre, bien por negligencia o bien por tratarse de fuegos intencionados. Un 55% de ellos se deben a pirómanos, y el 23% a accidentes. Son los responsables del 60% de las hectáreas quemadas en España. #Calentamiento global #Cataluña #Animales