La noticia ha dado la vuelta al mundo universitario, un bufete de abogados ha rechazado la incorporación de algunos nuevos miembros por el simple hecho de haber estudiado en las mejores universidades del país. El abogado Adam Leitman Bailey, quien dirige tal bufete especializado en derecho inmobiliario en la zona de Manhattan, ha especificado el porqué de tal decisión, argumentando que esos nuevos abogados son alumnos que no están acostumbrados a luchar.

Estudiantes que salgan con su diploma bajo el brazo de universidades como Harvard, Yale, Columbia o Cornell tienen menos posibilidades de entrar en este bufete tan exigente.

Anuncios
Anuncios

Leitman explica en un artículo publicado en el Huffington Post que su bufete es pequeño, relativamente nuevo (15 años) y que no destaca por la contratación de grandes promesas salidas de universidades prestigiosas, sino por la alta reputación en relación a su éxito. Dice también que los estudiantes de universidades más modestas están acostumbrados a estar puestos a prueba constantemente, siempre luchando y peleando por sus logros, por obtener los mejores resultados y afianzarse en lo más alto.

"Otra oportunidad que pierden los estudiantes de elite de conquistar el fracaso o el miedo y mejorar su talento bajo presión con revisiones y enseñanzas constantes", matiza Bailey en el artículo.

También habla de las capacidades y aptitudes que adquieren los estudiantes de universidades más modestas o de segunda fila, afirma que estos futuribles graduados "engendran carácter, éxito y mayor aprendizaje". Habla de algo con lo que estoy de acuerdo, el tema de que muchos estudiantes de universidades de prestigio ya tienen un puesto garantizado simplemente por el nombre de su escuela, eso evita que la competitividad se afiance.

Anuncios

Aunque discrepo mucho en que solo se engendra carácter en universidades menores.

Un punto que se le olvidó matizar al señor Leitman es que no hay que mirar solo las escuelas, hay mas factores a tener en cuenta como el perfil del estudiante. Hay muchos alumnos que llegan a esas universidades por motivos de becas o ayudas, y esos dan todo lo que tienen de sí para lograr lo más alto, exprimen a fondo sus posibilidades y llegan a ser grandes personas y profesionales. Pero si es cierto las comodidades que el resto disfruta. #Estados Unidos #Universidad