Donald Trump, millonario famoso mundialmente y que recientemente se ha presentado a las #Elecciones primarias por el Partido Republicano para elegir al candidato a Presidente de los #Estados Unidos para enfrentarse, casi seguramente, con Hillary Clinton, ha querido ganarse el favor de ciertos sectores que él entiende importantes para conseguir ese premio, pero no le ha favorecido como él creía.

Hizo unas declaraciones refiriéndose a los mexicanos, sobre todo los que emigran a EE.UU, calificándolos con las frases “México nos envía a sus peores ciudadanos”, “Delincuentes”, “Violadores” o “Vienen con sus drogas y sus problemas”, además de querer prometer que si él gana, construirá “Un gran, gran muro” en la frontera entre ambos países, de unos 4.000 kilómetros para parar la inmigración ilegal. Y por si fuera poco, ordenaría a México que corriera con los gastos de construcción del muro, pues su país no pondría ni un centavo. Aunque en su discurso trató de decir frases conciliadoras con los mexicanos, como “Algunos, asumo, son buenas personas”, pero nadie se ha creído lo que ha dicho.

La reacción del país natal de Pancho Villa ha sido rápida: como Donald Trump es co-organizador del famoso concurso de belleza Miss Universo, México ha decidido renunciar a participar en la edición de este año. Varios países latinoamericanos, en solidaridad con México, estaban planteándose hacer lo mismo.

Asimismo, varias cadenas de televisión que operan en EE.UU. como NBC o Univisión, esta última la más importante cadena estadounidense de habla hispana, no retransmitirán la gala de Miss Universo ni otros acontecimientos organizados por Trump. La NBC ha recibido, no obstante, amenazas del millonario con querellarse contra ellos por el fin de la relación comercial entre ambos, que la cadena decidió finalizar y cortar todo contacto, escandalizada por las palabras xenófobas del ahora candidato político. Es más, él presume que sus palabras son absolutamente ciertas y que tendrá mucho voto latino en las primarias.

Pese a que el polémico millonario ha querido rectificar sus palabras, sobre todo para captar el voto latino que dice que tiene asegurado, ha tenido poquísimas adhesiones, y gente de Hollywood como los actores Rob Scheider (que tiene una hija mexicana) y Cher han condenado sus palabras, así como el Presidente Barack Obama. Por supuesto, todo el mundo latinoamericano no tiene más palabras contra él que de condena absoluta, desde cantantes y artistas a políticos. En México se ha diseñado una piñata con la forma de la cabeza y la cara de Trump para que quien quiera, descargue su ira contra él.