¿Existen límites en la arquitectura? Hamidullah Ilchibaev, de 52 años, ha construido una casa compuesta por 12.000 botellas de champán en Cheliábinsk, Rusia. El inmueble, de 99 metros cuadrados, ha sido realizado en memoria del hijo del autor, que falleció a la edad de 18 años.

Ilchibaev, aficionado a construir objetos con botellas de cerveza y vodka, había recibido desde siempre la admiración de sus dos hijos, que lo animaban a construir una casa. A pesar de que en un principio creyera que tal hazaña sería imposible, cinco años fueron suficientes para terminar su “Palace Oz”, cuyo nombre y color verdoso recuerdan al palacio del maravilloso mago de Oz.

Anuncios
Anuncios

Fue a raíz de la muerte de su hijo menor que decidió emprender la ardua tarea de construir este pintoresco hogar cuyo interior, sin embargo, no tiene nada que envidiarle al de un hogar convencional. Durante tres años el autor se dedicó a recoger las botellas que formarían su obra por todo el país: muchas se las regalaron restaurantes y bares que no tardaron en solidarizarse con la causa, otras las adquirió al módico precio de un rublo (dos céntimos de euro).

Ilchibaev, que admite que nunca imaginó que existirían tantos tipos de botellas, tuvo que utilizar un cortador de vidrio para conseguir que todas tuvieran la misma medida y que pudieran ser tan eficaces como los ladrillos. Además, la construyó de forma que si alguna vez se rompiera alguna de las botellas, podría sustituirse por otra fácilmente.

Anuncios

Para unirlas, usó una solución ecológica que solidifica las paredes. Se trata de una obra verde en todos los sentidos, ya que el material utilizado actúa como aislante térmico, lo cual evita que sus inquilinos tengan que sufrir las temperaturas bajo cero que se llegan a alcanzar en la localidad rusa.

Se trata de una buena apuesta económica, ya que para su construcción se han gastado tan solo medio millón de rublos, entre 7.500 y 8.000 euros aproximadamente. Una vez terminada, Hamidullah ha obsequiado a su hijo mayor con su flamante ‘Palace Oz’ como regalo de boda. #Internet #Ecología