En escasos días, la operación vacaciones tomará su punto de partida. Viviendas que se quedan solitarias y que resultan presas fáciles (o relativamente fácil), para los profesionales de lo ajeno. Muchas son las iniciativas que cara a estas fechas se lanzan para proteger los hogares abandonados por sus dueños. Desde alarmas, puertas y cerraduras creadas para impedir estos posibles robos.



No se sabe muy bien si esto funcionará o no, pero la verdad y lo que si se conoce, es que los robos forzados en las viviendas han descendido de manera considerable, aunque eso no quita para que el sector inmobiliario, sea siempre el más arrasado por estos actos delictivos.



La mayoría de estos dispositivos, tienen un coste elevado y no para todos los bolsillos. Tanto en puertas y ventanas antirrobo, como las alarmas superan costes no resultando baratos.  Como ejemplo podríamos citar que una puerta que se abra por huella dactilar u otro sistema domótico que nos permita programar, asciende hasta más de 3.600 euros sin incluir el IVA.



Están las clásicas blindadas y las cerraduras que no tienen puntos débiles, aunque este método no es quizá tan eficaz, pues el 90% de los posibles accesos a las casas, se puede vulnerar en apenas unos segundos. Otros posibles métodos anti-robo, las cerraduras con bloqueo independiente en cada uno de los puntos de cierre, con la que aunque franqueen uno de los puntos, el resto no se ve dañado. Este tipo, suele rondar los 180€ y no es necesario modificar la estructura de la puerta original.



Otras de las más usadas al día de hoy, es buscar la seguridad mediante el móvil.

Poder controlar la alarma y/o cámaras desde este dispositivo que todos tenemos a mano a diario. Según que compañías de alarmas y protección de viviendas, el coste suele estar en alrededor de unos 25€ al mes.



Ya saben. Diferentes maneras y precios para salvar sus hogares de posibles robos cuando llega la época estival. Para todos los gustos y bolsillos, para iniciar sus vacaciones con más tranquilidad y seguridad en su casa. #Telefonía móvil #Sociedad Madrid