Si Ennis del Mar y Jack Twist, los dos protagonistas de Brokeback Mountain, fueran personajes de verdad, seres reales más allá de la vida que les dieron los sensacionales Heath Ledger y Jake Gyllenhaal al interpretarlos, estos días estarían de enhorabuena y llorarían de alegría al saber que el amor que sentían el uno por el otro es ya legal en todos los Estados de su país.

Ese sentimiento contenido durante décadas, que no les permitió sonreír ni sentirse libres, siempre delimitados por una existencia en la que miles de ojos los habrían juzgado de manera negativa si no se hubieran comportado como lo hicieron, llevando en público la vida ficticia con la que no se sentían identificados, ese sentimiento podría ahora salir a la luz sin complejos.

Anuncios
Anuncios

El Tribunal Supremo de los #Estados Unidos acaba de aprobar el matrimonio gay en todo el territorio, declarando ilegales las leyes que lo prohibían en lugares como Kentucky, Ohio, Texas, Arkansas o Puerto Rico, que se rige por las leyes norteamericanas. Por cuatro votos a uno, trece Estados que todavía no consentían el matrimonio entre personas del mismo sexo ahora no solo deben hacerlo sino que tienen muy complicado revocarlo, ya que requeriría de un cambio en la Constitución.

Massachusetts fue el primer Estado en permitir el matrimonio homosexual en 2004 y desde entonces hasta ahora 36 más lo han ido aceptando, hasta 2015, en que los 50 tienen la obligatoriedad de concederlo. Todavía hay que esperar tres semanas para que entre en vigor la ley, pero es un gran paso para el país cuyo mayor símbolo es la Estatua de la Libertad.

Anuncios

El Presidente, Barack Obama y la aspirante a sucederlo en el cargo, Hilary Clinton, se han mostrado orgullosos por este avance histórico que muchos equiparan a la abolición de la esclavitud. Aunque no todo han sido aplausos para la decisión del Supremo, como el exgobernador republicano de Florida, Jeb Bush, que ha criticado duramente la decisión.

Pero ya tiene luz verde, está en marcha y la alegría recorre Estados Unidos de costa a costa. Las redes sociales fueron un estruendo de felicidad y de avatares con la bandera arcoiris. Incluso el hashtag "LoveWins" fue trending topic mundial.

Los cinéfilos recuerdan estos días la gran cantidad de películas acerca del amor entre personas del mismo sexo, caso de Los chicos están bien, con Julianne Moore y Annette Bening como pareja, Philadelphia, el primer Oscar de Tom Hanks, Mi Idaho privado, con Keanu Reeves y el fallecido River Phoenix o Mi nombre es Harvey Milk, segundo Oscar para Sean Penn.

Los chicos de Brokeback Mountain se hubieran emocionado tanto como los millones que celebraron esta decisión histórica y cabe preguntarse si la cinta, en lugar de haberse estrenado en el año 2005 lo hubiera hecho una década más tarde, habría ganado el Oscar a la mejor película que antaño perdió.