Cuando pensamos en películas "malditas", la primera obra que se nos viene a la cabeza lleva como título Poltergeist. Esta cinta recibió el citado adjetivo porque muchos de los actores y miembros del equipo de rodaje fallecieron por alguna enfermedad o por accidentes "extraños".

Ahora bien, si lo que buscamos es una verdadera maldición entorno al mundo del #Cine, debemos viajar muchos años más hacia atrás, concretamente debemos situar nuestra aguja del tiempo en el año 1927, fue en esa fecha, donde vio la luz London after midnight (Londres después de medianoche), una cinta que está considerada como el santo Grial, ya que no queda ninguna copia, al menos no hay constancia de ello y de existir, su precio sería de un valor incalculable.

Anuncios
Anuncios

Londres después de medianoche, fue la primera película de vampiros que se estrenó en Hollywood, a manos del director Tod Browning. La trama, aunque original para su época no es nada que no se salga de las pautas habituales para un filme de estas características.

Sinopsis

Un millonario de nombre Roger Balfour, aparece muerto en su lujosa mansión. La policía, cierra el caso alegando que se trata de un suicido. Edward Burke, un reconocido profesor, no está conforme con las explicaciones dadas por la policía e inicia una investigación por su propia cuenta. Pasados cinco años del lamentable suceso, unos nuevos inquilinos habitan la mansión donde Roger Balfour perdió la vida. Los nuevos huéspedes son gente extraña, Edward Burke, llega a la conclusión de que la mansión esta infestada de vampiros.

Anuncios

A partir de ese momento, empieza una trepidante aventura por el interior de la casa, donde el terror, aunque careciendo de sonido, está asegurado.

Repercusiones de la obra

Uno de los personajes claves de la película es Lone Chaney Sr (el vampiro jefe) que por aquel entonces era conocido como "El hombre de las mil caras". Se dice, que el rostro de este personaje causó autentico terror entre el público, ya que según se cuenta, el fantasmagórico aspecto de Chaney era natural, incluida su afilada dentadura. La leyenda negra cuenta que durante la proyección de la película, muchos de los espectadores de distintas salas de cine, sufrieron brotes psicóticos y ataques de pánico. Esto llevó a un juez a prohibir la película. El suceso más traumático que se conoce relacionado con la película es el de un chico que mató a su pareja, supuestamente por infidelidad. El asesino, dijo que veía la silueta del vampiro de la película por todas partes, y que su voz, le obligo a cometer el crimen.

Anuncios

También se dice que dos de las salas de cine donde se proyectó la película se incendiaron, en uno de esos incendios fue donde la última copia de la película se perdió para siempre. Estos son sin duda los hechos más curiosos que envuelven esta obra maestra del cine mudo, pero a estos hemos de sumarle que muchos de los actores fallecieron al poco de finalizar la película, incluido Lone Chaney que murió de cáncer en 1930, solo 3 años después de acabar su papel de vampiro en la película.

La leyenda

Cuenta la leyenda que todos esos lamentables sucesos vienen precedidos de una oscura maldición. Las causas, según cuentan, es que los vampiros que juegan un papel secundario en la película no eran actores, sino vampiros de verdad. Nada o casi nada se sabe de ellos, al acabar el rodaje se les perdió la pista, a casi todos.

Londres después de medianoche, un filme maldito desaparecido. Tragedia ara unos, tesoro para otros.