El diario francés Libération cuenta que la nueva Encíclica del Papa Francisco sobre el cambio climático, que sale el día 18, ha ofendido al Partido Republicano de EE.UU., incluso a sus militantes y simpatizantes católicos. La razón es que ellos sostienen que el cambio climático es mentira y que la Tierra no corre ningún peligro. Por ello son llamados "climatoescépticos".

Rick Santorum, republicano y católico, reprendió a Su Santidad así: "Probablemente debería dejar la Ciencia a los científicos y concentrarse en las tareas que le competen, que son la Teología y la Moral". El cambio climático es como la Evolución de las especies de Darwin para ellos: mentira.

Anuncios
Anuncios

Casi nadie en su partido tiene más ideas que esas.

Varios políticos del partido son conocidos en su obsesión de que el cambio climático no existe. Desde James Inhofe, que llegó a amenazar con querellas criminales contra quienes sostengan que existe el cambio climático, diciendo que amenazan miles de puestos de trabajo en empresas americanas, a John Boehner, que ataca despiadadamente las políticas climáticas del Presidente Obama. Y Sarah Palin, la excandidata a Vicepresidenta, dice que todo es "histeria", y que "esto no es más que un fenómeno natural, que sólo será percibido débilmente por el hombre".

Los candidatos republicanos, unos 12, a las elecciones primarias para elegir el que competirá finalmente por ir a la Casa Blanca son claros: ninguno lleva propuestas sobre el cambio climático en su programa electoral.

Anuncios

Lo contrario de los demócratas, con Hillary Clinton a la cabeza, que sí lo llevan bien claro y la ex Primera Dama ya lo ha expuesto bien claro en un mitin, cosechando muchos aplausos. Dijo: "Preguntad a esos candidatos [republicanos] sobre el cambio climático, una de las mayores amenazas de nuestro tiempo, y os dirán 'Yo no soy científico'. Entonces, ¿por qué no empiezan a escuchar a quienes sí lo son?"

Mientras, los católicos americanos sí están preocupados por el cambio climático. Un estudio sobre el tema de la Universidad George Mason, publicado en marzo, dice que el 69 % de ellos sí creen que el cambio climático es una realidad, y un 57 % que está provocado por las actividades humanas. Es decir, que pese a la fuerte influencia cristiana en los republicanos, el partido va por un lado y la gente por otro. Una parte del catolicismo va con esta visión, pidiendo proteger el planeta "creado por Dios", aunque la otra parte apoya a los republicanos diciendo que "hay que aprovechar al máximo lo que Dios nos ha dado, como el petróleo y el gas".

Hace unos años, cuando se estrenó la película de animación "Wall-E", sobre un peculiar robot, dedicado a la limpieza de chatarra, que lucha contra el planeta degradado por el ser humano al más puro estilo chaplinesco, sorprendieron las furiosas declaraciones del exvicepresidente Richard Cheney, que estuvo en la Administración Bush II, acusando a la película de contener "propaganda comunista" y de mentir.

Anuncios

Aquella película, como la nueva Encíclica del Papa, atacaba frontalmente sus creencias inamovibles de que a la naturaleza ni al planeta les pasa nada de nada, con tal de proteger las industrias contaminantes que les dan mucho dinero. #Calentamiento global #Ecología