Este viernes, Manuela Carmena ha mantenido reuniones con los directivos del Banco Santander y el BBVA para dialogar sobre las intenciones del nuevo gobierno. Anteriormente, la alcaldesa de Madrid, ya lo había hecho con el presidente de Bankia. El principal objetivo de estos encuentros es el de apurar la asignación de residencias disponibles en el Fondo Social de Viviendas.

También se pretendía, desde Ahora Madrid, informar a las entidades financieras sobre las medidas que el nuevo Ayuntamiento propone para detener los desahucios y los desalojos forzosos.

Sin embargo, el pasado miércoles estaba programado el primer desahucio de la gestión de Carmena, que fue detenido por un grupo de activistas que reprocha al equipo de la alcaldesa la poca intervención durante el mismo.

Anuncios
Anuncios

Desde la Asamblea de Vivienda de Ciudad Lineal aclaran que en el transcurso de la negociación para evitar el desalojo intervino Javier Barbero, concejal de seguridad, pero no consideran que su desempeño haya sido decisivo.

Originariamente, Carmena había propuesto una oficina antidesahucios, medida que ha sido momentáneamente suspendida por considerar el mismo partido que frenar un desahucio es interferir en la justicia y alterar la ley. #Sociedad Madrid