Informan que el número de personas disparadas por la policia de los Estados Unidos es el doble que dicen las cifras oficiales. Durante estos primeros cinco meses de este año, 380 personas fueron asesinadas, esto hace más de dos al día. El número de asesinatos en personas de raza negra era desproporcionadamente más alto que las de distinta raza, de hecho la mayoría eran personas desarmadas. Las estadísticas oficiales de los #Estados Unidos se basan en las cifras a ojo de los organismos encargados de hacer cumplir la ley, ellos dicen que alrededor de 400 personas han muerto cada año desde 2008, pero esto no oculta los casos polémicos donde ciudadanos de color fueron brutalmente asesinados por la policía estando ellos desarmados y sin poner resistencia alguna a los agentes.

Anuncios
Anuncios

Los policías de EE.UU están autorizado a utilizar la fuerza bruta incluso matar a la persona cuando ellos temen por sus vidas o las vidas de otros, sin embargo actualmente varios videos que están colgados por la redes, muestran un comportamiento totalmente diferente de algunos agentes.

El gobierno depende de las cidras de auto-reporte que les entrega 17.000 agencias policiales del país, pero en esas cifras no incluyen los asesinatos porque no se consideran que hayan sido justificados. Se encontró una tasa de homicidios de 2,6 por día de lo que lleva de año, mas del doble de la media normal de 1,1 de muertes por cada día reportado en los registros del FBI durante la última década.

Estos tiroteos están fuera de la medida normal, por lo que nunca van a reducir el numero de disparos de la policía si no empiezan a rastrear con precisión esa información.

Anuncios

La raza negra fueron asesinados en tres veces la tasa de los blancos o de otras minorías cuando sea ajusta por la población local del país, la mayoría de estos estaban desarmados pero uno de cada seis tenia un arma real o de juguete, gran parte fueron personas de entre 25 a 35 años de edad mientras el resto eran de 35 a 45 y ocho eran niños menores de edad.

En el 2015 hubo tres casos en los que se presentaron cargo contra agentes de policía, mostrando videos que habían grabado las personas de a pie, en los que se podía ver a oficiales disparando a un sospechoso durante o después de una persecución a pie