El #Gobierno ha comunicado que en septiembre se prevee aprobar una ley de restricciones para el sector del juego en nuestro país. Los motivos que llevan a estas restricciones están basados en el aumento de ludópatas. Entre un 2% y un 3% va camino de serlo como lo afirman los expertos y los exadictos.



Basicamente el problema se ve aumentado por la cantidad de nuevas ofertas de juego que aparecen. Cada vez más cómodas y atractivas para una población con demasiados problemas y que buscan un entretenimiento en algo, que es un gran peligro y que provoca una gran dependencia.



Esta enfermedad destroza la vida de los jugadores y de la de todo su entorno, llevando a los enfermos a extremos como robar o gastar todo su capital frente a una máquina o bien ahora, por vía de juegos interactivos.



Los expertos que han sido consultados, coinciden en que mucha gente sufre este problema con el juego, pero no se dan cuenta de ello. No lo saben ni lo ven como una enfermedad que les este pasando cuenta.



Cada vez la edad de los jugadores ha ido disminuyendo sobre todo en juegos online y apuestas deportivas.



Enrique Echeburúa, catedrático de psicología clínica, nos hace ver con sus explicaciones, que el aumento de estas vías por internet para acceder al juego está arrastrando a los jóvenes que pasan muchas horas delante de sus ordenadores u otro sistema de conexión a internet.



Añade, que calcula, que en unos cuatro o cinco años, este medio de jugar será el más atendido en las consultas por este problema o enfermedad.



Echeburúa asegura que esto se debe a la inmensa publicidad que se realiza del medio, haciendo a las personas que tengan conocimiento de métodos que sin las redes desconocerían.



Este sistema de juego informático favorece el consumo del juego por menores, que pueden registrarsen con los carnet de sus padres aún siendo menores. Eso es incontrolable y aumentará esta practica.

Afirma que además es complicado sospechar de la enfermedad por los más allegados, por la intimidad que nos rodea en las redes.



Podemos encerrarnos en una habitación sin que nadie tenga conocimiento de lo que hacemos.

Lo mismo ocurre con las prohibiciones. Por internet, no se puede controlar si el jugador está borracho, drogado o en su puesto de trabajo.



Tan solo debemos concienciarnos de esta grave enfermedad, que aumenta sobre todo en la sociedad más joven y de la que tan difícil es salir.

Asi como también es difícil reconocerla. #Drogas