Cada 17 de mayo, innumerables países del mundo celebran gracias a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), por sus siglas en ingles, el día internacional del reciclaje.

El proceso de reciclar empieza en cada hogar del mundo, seleccionando los materiales y sustancias que cumplen con el uso de vida útil y terminan en la papelera. Si la ley de la gravedad dice que "todo lo que sube tiene que bajar", los  materiales y sustancias creadas por el hombre "algún día tendrán un final", pero en muchísimos casos ese final podría alargarse si se reduce, reutiliza o recicla.

La primera vez que se habló del reciclaje fue en el año 1994 en el estado de Texas al sur de los Estados Unidos, luego en 1998 en México y de allí se extendió al resto del mundo.

Anuncios
Anuncios

Si nunca te has preocupado por la salud del planeta Tierra y de todos los que viven en ella y quieres comenzar a hacerlo el primer paso es adoptar el reciclaje como parte de ello, separando del resto de la basura los envases que desecharás; así arranca tu contribución.

Las tres "R" del reciclaje

En diferentes lugares de la ciudad, existen puntos para colaborar con la tarea del reciclaje, son contenedores compuestos por diversas opciones y colores para que la puedas diferenciar. En España, entre los materiales más reciclados están el vidrio y los fármacos.

Verde es para depositar materiales de vidrio (envases, botellas).

Amarillo que sean desechados los envases (vasos, envases de alimentos, bolsas. latas) etc.

Azul es para el papel, cartones, cajas, periódicos, revistas entre otros.

Anuncios

Gris destinado para depositar todo tipo de materiales metálicos como por ejemplo latas de gaseosas. No habitual en España.

Naranja ideado para ubicar los desechos orgánicos como restos de comida, plantas, hojas secas, papel higiénico y servilletas.

Sin embargo, el color rojo en un contenedor de reciclaje no es muy común en lugares públicos pero este depósito es para colocar sustancias altamente contaminantes como lo son: pilas, insecticidas, aerosoles, aceites. (Éste último, jamás lo tires por el fregadero, ya que dañarías millones de litros de agua para el consumo humano).

Para los fármacos existe un contenedor con el símbolo de una cruz color verde. Se sugiere contactar a las organizaciones de reciclaje de cada localidad para ubicar algún contenedor en el cual necesites para depositar tus desechos.

De esta manera adecuada, se reducen los residuos en los espacios de almacenamiento de desechos, así como también puedes rehusar los materiales que cumplieron una función principal para el que fue creado y se ahorra energía al reciclarse para formar parte de nuevos productos nuevos.

Anuncios

Según un estudio realizado por "Friends of the Earth Europe" el solo hecho de reciclar los residuos genera hasta diez veces más, la creación de puestos de trabajo en lugar de dirigirlos al bote de basura lo cual produciría gases de efecto invernadero o sencillamente se contamina más la atmósfera al quemarlos. #Calentamiento global #Energías renovables #Globalización