Desde el pasado mes de marzo la parroquia de San Antón suma a su tradicional bendición de los animales, cada 17 de enero, 24 horas de servicio a la comunidad. Mensajeros de la Paz ha comenzado a gestionar la capilla dirigida por el padre Ángel García Rodríguez, fundador de la ONG, por orden del arzobispo de la Madrid, Carlos Osoro.

La iglesia de San Antón ubicada en el barrio madrileño de Chueca propone actividades culturales y sociales como herramientas de contención, ayuda y superación de personas en situación de calle o desamparo. En la basílica hay conexión gratuita a internet, máquinas expendedoras de café y el dinero de los cepillos se encuentra disponible para que quién lo necesite pueda cogerlo sin más requisito que la urgencia. En el mismo sitio pueden realizarse confesiones mediante tablets, para que las personas con audición reducida no tengan que elevar la voz en dicho sacramento y también plasmas para que los presentes accedan a vídeos del Vaticano y diferentes servicios religiosos.

Mensajeros de la Paz está presente en 50 países y cuenta con más 4.200 voluntarios que colaboran en tareas de rescate, ayuda humanitaria y protección y contención social #Religión